El árbol y las demás decoraciones son parte fundamental de la temporada navideña. Si bien es importante mantener las tradiciones para reforzar la unión familiar o establecer vínculos, también es esencial prestar atención a la seguridad y salud de los más pequeños.

Si aún no has adornado tu árbol de navidad, toma precauciones. Aquí algunas recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés).

1. Si compras un árbol natural, debes verificar que las hojas del pino sean difíciles de quitar y romper. De lo contrario, podría ser señal de un árbol viejo y seco. Asegúrate de mantener el soporte lleno de agua. Si optas por un árbol artificial, procura que esté etiquetado como «resistente al fuego».

2. Cuando instales el árbol en casa, colócalo lejos de chimeneas, radiadores o calentadores portátiles. Mantenlo fuera del paso cotidiano.

3. Verifica todas las luces antes de colgarlas en el árbol o la decoración de la casa, incluso si las acabas de comprar. Asegúrate de que todas las bombillas funcionen y de que no haya cables deshilachados, enchufes rotos o conexiones sueltas.

Conoce más: 5 consejos para evitar la contaminación en Navidad

4. Ten cuidado con el material de los adornos. Antes de colocarlos en tu árbol, procura que sean de oropel. Elige los decorados artificiales de plástico o materiales sin plomo.

5. Al finalizar las fiestas, no esperes a que el árbol se seque —si es natural—. A medida que los árboles se secan, es más probable que sean causa de incendios en casa. Considera llevarlo a alguna asociación u organización encargada de su recolección.

Te deseamos una Navidad increíble al lado de tus seres queridos. Recuerda que nunca está de más tomar medidas de precaución para evitar accidentes.

 

Vía: Hola Doctor