La asfixia es la cuarta causa de muerte por lesiones involuntarias en los Estados Unidos, así lo señala el Consejo Nacional de Seguridad de ese país.

La maniobra de Heimlich, también llamada compresión abdominal, es un procedimiento de primeros auxilios que permite desobstruir el conducto respiratorio, normalmente bloqueado por un trozo de alimento o cualquier otro objeto. En pocas palabras, es una manera efectiva de ayudar a una persona que se está ahogando por atragantamiento, la cual salva miles de vidas anualmente. Sin embargo, no es recomendable para niños menores de 1 año.

Es importante que todas las personas reconozcan y sepan cómo actuar frente a un atragantamiento, tanto en el hogar como en restaurantes y otros lugares públicos. Esto porque el atragantamiento produce asfixia, es decir, el oxígeno no puede llegar a los pulmones y al cerebro. La falta de oxígeno al cerebro durante más de 4 minutos puede producir daño cerebral o muerte.

Conoce más: Tips para lidiar correctamente con una emergencia médica

Por ello, te dejamos los siguientes tips para realizar la maniobra de Heimlich de forma correcta:

  1. Párate detrás de la persona que está sufriendo asfixia con una pierna hacia adelante entre las piernas de la víctima.
  2. Para un niño, colócate al nivel del menor y mantén tu cabeza a un lado.
  3. Busca alrededor del abdomen y ubica el ombligo.
  4. Coloca el lado del pulgar de tu puño contra el abdomen justo por encima del ombligo.
  5. Sujeta el puño con la otra mano y empuja hacia adentro y hacia arriba en el abdomen de la persona que se asfixia con sacudidas rápidas.
  6. Si la persona está embarazada o no puedes abrazarla, aplica empujes al pecho desde atrás; evita apretar las costillas con tus brazos.
  7. Continúa empujando hasta que la víctima expulse el objeto o deje de responder.
  8. Después de que la obstrucción se detenga, busca atención médica adicional inmediatamente.

 

Vía: Health Day News / University of Rochester Medical Center