Los problemas de rodilla ocurren cuando te lastimas o desarrollas una enfermedad en la rodilla y no puedes realizar tus actividades cotidianas.

Las rodillas aportan un soporte estable para tu cuerpo. También permiten que tus piernas se doblen y se enderecen. Necesitas tanto flexibilidad como estabilidad para pararte, caminar, correr, agacharte, saltar y girar. Otros tejidos del cuerpo son los que ayudan con la flexibilidad y estabilidad, permitiendo que tus rodillas puedan hacer adecuadamente su trabajo.

Estos son:

  • Huesos.
  • Cartílago.
  • Músculos.
  • Ligamentos.
  • Tendones.

Conoce más: Hinchazón de las articulaciones del pie, lo que debes saber

Por ello, te dejamos los siguientes puntos clave a considerar:

  1. Los problemas de rodilla pueden ser causados por lesiones, artritis u otras enfermedades.
  2. Hombres, mujeres y niños pueden tener problemas de rodilla. Ocurren en personas de todas las razas y orígenes étnicos.
  3. Los síntomas de tu problema de rodilla dependen del tipo de lesión o trastorno. Sin embargo, la mayoría de los problemas de rodilla causan dolor y pueden limitar tu capacidad para mover esta articulación.
  4. Los médicos diagnostican problemas de rodilla al tomar un historial médico, realizar un examen físico y ordenar pruebas y estudios.
  5. El tratamiento de los padecimientos de rodilla depende del tipo de lesión o afección.
  6. Algunos problemas de rodilla, como los que resultan de un accidente, no se pueden prevenir. No obstante, sí puedes prevenir algunos mediante un estilo de vida activo y saludable.
  7. Cuando se vive con este tipo de problemas, todos deben realizar actividad física, practicando entrenamiento de fuerza y ejercicio aeróbico regularmente.

 

Vía: National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases