Cuando las personas desean adelgazar o mantener un peso ideal, pocas saben cómo hacerlo. Las dietas no supervisadas suelen privar a quienes las realizan de nutrientes que no deben faltar en su alimentación si desean bajar de peso, los cuales son básicos y necesarios para el cuerpo. De ahí que la falta de estos en vez de ayudar resulte contraproducente.

Conoce más: Adelgazar después de los 40 años, ¿un reto imposible?

Por lo anterior, aquí te mencionamos los nutrientes básicos que no deben faltar en tu dieta para que adelgaces de manera saludable, pues le darán a tu cuerpo un equilibrio de energía que se reflejará en saciedad, contribuyendo a que comas menos:

  1. Proteínas: No pueden almacenarse en el cuerpo y son clave para construir músculo. Para digerirlas, el cuerpo requiere una gran cantidad de energía que se toma de los alimentos que se consumen o de las grasas acumuladas. Hacen que te sientas llena(o), por lo que comerás menos y tu cuerpo tendrá un déficit calórico. Asimismo, si son proteínas magras (sin calorías), ayudan a mantener activa la masa magra activa, lo que significa más quema de calorías por día.
  2. Fibra: Es un nutriente energético con bajo aporte calórico. El organismo necesita mucho tiempo para metabolizarla, ayudando a que no sientas hambre por más tiempo. La fibra es lo que da la dureza a los alimentos, lo que exige más masticación que se traduce en comer menos. La fibra ayuda a las bacterias benéficas del intestino a obtener energía, ayudando a tu cuerpo a perder peso.
  3. Grasas insaturadas: Promueven la reducción de peso a largo plazo cuando se prefieren sobre las grasas saturadas, incluso sin modificar la cantidad de calorías que consumas. Para obtenerlas, son recomendables los alimentos con grasas omega-3.
  4. Vitamina C: Ayuda a estimular el sistema inmune, siendo rica en antioxidantes que ayudan a quemar grasa. Cuando este nutriente suele faltar, se asocia con una mayor cantidad de grasa en el área abdominal. Por lo tanto, la vitamina C es un nutriente que no puede faltar en tu dieta.
  5. Calcio: Se ha observado un vínculo entre el consumo de calcio y una mayor capacidad para oxidar grasas. También se sabe que hay menos probabilidades de almacenar grasa corporal si el calcio se encuentra en niveles adecuados.
  6. Vitamina D: Junto con el calcio, la vitamina D ayuda a mantener nuestros huesos y músculos fuertes. Cabe señalar que la falta de esta nutriente puede hacer que la grasa se acumule con más facilidad en nuestro cuerpo.

Si tienes más dudas respecto a estos nutrientes y los alimentos que los contienen, consulta a un especialista en nutrición.

 

Vía: Debate