,

Durante la pandemia, es muy importante que lleves una alimentación saludable para fortalecer tu sistema inmune y ayudar a que tu cuerpo esté protegido contra el COVID-19. Para ello, debes procurar reducir el consumo de grasas saturadas en tu alimentación a no más del 6 por ciento de las calorías diarias totales, pues de esa forma ayudarás a disminuir tu colesterol «malo», así lo recomienda la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA).

Cabe señalar que los alimentos que contienen grasas saturadas son aquellos que derivan de animales, como la mantequilla, el queso, la leche entera, el helado, la crema y las carnes rojas, así que debes limitar o evitar su consumo.

Conoce más: 4 consejos para controlar el estrés y la ansiedad por la «nueva normalidad»

Aquí algunos consejos de la AHA para que limites su consumo:

  1. Come más frutas, verduras, granos integrales, productos lácteos bajos en grasa, aves, pescado y nueces.
  2. Elige aceites vegetales no hidrogenados como el de oliva, canola o girasol.
  3. Usa margarina suave como sustituto de la mantequilla. Busca las presentaciones que tengan «0 g de grasas trans» en la etiqueta de información nutricional.
  4. Las donas, galletas, galletas saladas, muffins, pasteles y tartas son ejemplos de alimentos con alto contenido de grasas trans. Limítalos en tu dieta.
  5. Limita los alimentos comercialmente fritos y los productos horneados hechos con manteca vegetal o aceites vegetales parcialmente hidrogenados.

RECUERDA: Las grasas saturadas elevan de forma importante el nivel de colesterol ‘malo’, lo cual aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular u otros problemas en la salud integral.

 

Vía: Health Day News