Ya sea por negocios o por placer, es posible cumplir con tu rutina de ejercicios cuando te encuentres de viaje. Con un poco de planificación, puede ser fácil mantenerte en forma cuando viajes.

Conoce más: 4 preguntas que debes hacerle a tu doctor si vas a salir de viaje

Para lograrlo, te dejamos estos tips cortesía del portal Go4Life, del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Estados Unidos:

  1. Empaca tu ropa deportiva. Procura siempre estar preparado/a y empaca tu calzado deportivo o zapatos para caminar, así como tu ropa de ejercicio y un traje de baño. Si llevas tu computadora portátil, puedes ver videos en línea para practicar alguna rutina.
  2. Detente en el camino. Si viajas en automóvil, toma descansos frecuentes; sal y estírate, y camina si te es posible. No solo te ayudará a sentirte mejor, sino que además te ayudará a mantenerte más alerta mientras conduces. Si viajas en avión, camina por el aeropuerto mientras esperas tu vuelo.
  3. Explora el lugar al que viajaste. Infórmate sobre los parques locales, senderos/circuitos para caminar y andar en bicicleta, centros comerciales o centros de recreación. Incorpora la actividad física a tu itinerario turístico, intenta explorar a pie en lugar de hacerlo en automóvil.
  4. Echa un vistazo a las instalaciones de ejercicio locales. Muchos hoteles tienen salas de ejercicios o piscinas para los huéspedes. Algunos gimnasios pueden incluso ofrecer membresías para invitados o pases diarios a los viajeros.
  5. Mantén tu rutina tanto como te sea posible. Intenta realizar al menos 30 minutos de actividad física por día mientras te encuentres de viaje. Si te gusta madrugar, haz ejercicio antes de salir por el día. Si estás trabajando, intenta adaptar tu ejercicio a la hora del almuerzo. O, si tu día es demasiado agitado, intenta hacer ejercicio en la tarde o temprano en la noche.

 

Vía: Go4Life