La desidia, los malos hábitos y la falta de visitas al médico pueden ser causa de enfermedad renal crónica, también conocida como insuficiencia renal.

No es necesario incurrir en exámenes médicos dolorosos o visitas frecuentes, una breve entrevista con personal de salud y una muestra de orina, son clave para detectar y tratar a tiempo este padecimiento, según la investigadora adscrita al Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Laura Cortés Sanabria.

“En consulta, lo que primero que hacemos es identificar si el paciente tiene factores de riesgo, como antecedentes familiares, bajo peso al nacer, sobrepeso u obesidad, [padecer diabetes o hipertensión] y saber si hay síntomas que indiquen la progresión de un daño renal”, dijo.

De haber sospecha, se realizan pruebas, con el objetivo de hacer una medición de creatinina sérica y de sedimento urinario, para saber si los riñones están funcionando adecuadamente.

Conoce más: Diabetes mal controlada podría conducir a insuficiencia renal

Síntomas

  1. Inapetencia.
  2. Sensación de malestar general y fatiga.
  3. Dolores de cabeza.
  4. Picazón y resequedad de la piel.
  5. Pérdida de peso.

Cuando la enfermedad empeora, también podría existir piel anormalmente oscura o clara; dolor de huesos, somnolencia, entumecimiento y sed excesiva.

“Con base a esto, se hace una clasificación de la severidad de la enfermedad renal crónica si la hay. Una vez identificado el estadio clínico se establece un plan de acción. En el I y II se trata de una nefropatía temprana en donde el paciente no presenta sintomatología”.

A partir del III, aparece el cuadro clínico y en el IV, la persona se encuentra en etapa de prediálisis, es decir, probablemente necesite recibir tratamientos como la diálisis peritoneal o la hemodiálisis e incluso un trasplante.

Es importante no esperar hasta el último momento para actuar. Expertos recomienda someterse a pruebas de función renal al menos una vez al año, especialmente las personas que tienen mayor riesgo de padecer la enfermedad.

 

Vía: Notimex