,

Los pies juegan un papel fundamental en nuestra vida diaria. Además, se relacionan con la salud de todo el organismo, debido a que muestran señales cuando algo no va bien.

Cuando alguien retiene líquidos o sufre hipertensión, existe riesgo de inflamación. Los problemas de los pies suelen ser la primera señal de artritis, diabetes y problemas neurológicos o circulatorios; pero también, pueden obedecer a un mal calzado, malas posturas o falta de ejercicio.

Conoce más: 5 remedios naturales para combatir los calambres

Algunos cuidados sencillos son de gran ayuda para reducir la hinchazón. ¡Toma nota!

1. Eleva los pies y estira. Levantar los pies cuando estás sentado ayuda a activar la circulación. Si pasas mucho tiempo sentado, levántate y camina 5 o 10 minutos.

2. Toma diuréticos naturales. Algunos alimentos ayudan a terminar con el exceso de líquido y aportan nutrientes importantes. Al elegir una fruta, opta por la sandía y los arándanos. Si de vegetales se trata, el pepino, la alcachofa, los tomates, el apio y las berenjenas, son los mejores para eliminar el exceso de líquido del cuerpo.

3. Consume menos sal. Para evitar la retención provocada por el consumo excesivo de sodio, lleva una dieta reducida en sal. Ten en cuenta que una cucharadita representa aproximadamente 2,300 mg, pero tu cuerpo sólo requiere 200 mg por día.

4. Haz ejercicio. Realizar actividad física es esencial para evitar lesiones que pueden provocar dolor e inflamación innecesarios. La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos aconseja realizar calentamiento antes y después del ejercicio o deporte.

5. Controla la diabetes. Si la hinchazón de los pies es persistente, mide tus niveles de glucosa. Estos pueden causar daño a los nervios y vasos sanguíneos, resultando en una inflamación permanente que provoca entumecimiento y reduce la sensibilidad. No olvides consultar a tu médico.

 

Vía: Hola Doctor