El insomnio es muy común en todo el mundo, ya sea leve, a través de descansos interrumpidos; o grave, al no poder conciliar el sueño. A decir de diversos estudios científicos, un mal descanso tiene repercusiones negativas en la calidad de vida, así como en la salud integral.

Afortunadamente, ciertas medidas pueden reducir el problema. Expertos en el tema recomiendan lo siguiente.

1. Consume bebidas calientes. Además de brindar un momento de relajación, algunas bebidas, como la leche, tienen el poder de favorecer un sueño profundo —debido a una hormona llamada melatonina—, de acuerdo con Maija Valtonen, especialista de la Universidad Kuopio de Noruega.

2. Evita distracciones. Es importante utilizar la cama sólo para dormir. Cuando la usas para comer, ver televisión o cualquier otra actividad, tu cuerpo comienza a percibirla como un lugar en el que se requiere estar despierto y atento.

3. Cuida lo que cenas. Es importante evitar las comidas pesadas antes de acostarse, éstas pueden provocar problemas digestivos y, por ende, dificultades para dormir. Opta por cenas ligeras.

Conoce más: 5 consejos para prevenir el insomnio infantil

4. Realiza meditación. Aunque no lo creas, “la meditación y la relajación ayudan a regular los ciclos del sueño, evitando así el insomnio (u otros problemas ligados al descanso)”, según Ramadevi Gourineni, director del programa sobre insomnio en el Hospital Northwestern Memorial.

5. Prueba la musicoterapia. De acuerdo con Gail Mornhinweg, investigadora de la Universidad de Louisville, ciertas melodías pueden ayudarte a dormir mejor. “Todo lo que hay que hacer es escuchar música durante al menos 30 minutos antes de ir a dormir. Basta con concentrarse en el sonido y relajarse”, señaló.

Para que estas medidas funcionen, es necesario evitar —al menos 4 horas antes de ir a la cama— el consumo de sustancias que estimulen el sistema nervioso, como café, tabaco o alcohol.

 

Vía: Hola Doctor