Las pruebas y cuidados prenatales son una buena idea durante todo el embarazo para garantizar que la mujer embarazada y el feto se mantengan saludables.

Por lo anterior, los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH) señalan que las siguientes pruebas son las que generalmente les prescriben los médicos a las mujeres embarazadas:

1. Prueba de detección de glucosa

Esta prueba se realiza entre las 24 y 28 semanas de embarazo y determina el riesgo de diabetes gestacional de la mujer.

2. Estreptococo del grupo B

Esta prueba se administra entre las semanas 35 y 37 para ver si la mujer alberga bacterias que podrían desencadenar una neumonía en el feto. Si la mujer da positivo, se le administrará un antibiótico durante el parto.

3. Ultrasonido

Este examen por imágenes generalmente se realiza entre las 18 y 20 semanas para verificar si hay problemas con el desarrollo del feto.

4. Examen de orina

En cada visita médica prenatal, la mujer embarazada debe dar una muestra de orina, que se analizará para detectar signos de diabetes, infección del tracto urinario y preeclampsia (presión arterial alta durante el embarazo).

Conoce más: Preeclampsia en el embarazo y riesgo posterior de enfermedad cardíaca

Recuerda que las pruebas prenatales brindan información sobre la salud de tu bebé antes de que nazca. Algunos exámenes rutinarios que se realizan durante el embarazo también evalúan tu salud. En tu primera visita prenatal, tu proveedor de atención médica tomará en cuenta varias cosas, como problemas de sangre, signos de infecciones y si eres inmune a la rubéola y a la varicela.

Conforme avance tu embarazo, tu proveedor de salud podría recomendarte más exámenes. Algunos de ellos son comunes para todas las mujeres, como las pruebas antes mencionadas, y otras ayudan a detectar afecciones como síndrome de Down y SIDA. Otros análisis pueden ser sugeridos basados en tu:

  • Edad
  • Historia médica o familiar
  • Raza
  • Resultados de exámenes rutinarios

 

Vía: Health Day NewsMedline Plus