Si encuentras una garrapata en tu cuerpo, o en la de un niño o tu mascota, quítala lo antes posible con unas pinzas de punta fina, así lo aconsejan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Por ello, los CDC ofrecen las siguientes instrucciones paso a paso para eliminar una garrapata:

  1. Sujeta a la garrapata lo más cerca posible de la piel con unas pinzas.
  2. Tira hacia arriba con una presión constante y uniforme.
  3. Después de retirarla, limpie el área de la picadura con alcohol o jabón y agua.
  4. Desecha la garrapata viva tirándola por el inodoro.

Conoce más: 6 consejos para cuidar tu piel si haces trabajo de jardinería

Cuándo consultar al médico

Acude con un médico si no logras quitar la garrapata por completo. Cuanto más tiempo permanezca la garrapata pegada a tu piel, mayor será el riesgo de contraer una enfermedad.

También debes hacerlo si aparece un sarpullido que se hace más grande. Puede surgir una pequeña protuberancia roja en el sitio de la picadura de la garrapata. Esto es normal. Pero si se convierte en un sarpullido más grande, que suele tener un patrón de ojo de buey, podría ser signo de la enfermedad de Lyme. El sarpullido se presenta dentro de un plazo de tres a 14 días.

 

Vía: Health Day News / Clínica Mayo