La alimentación es clave para mantener una óptima salud integral. Los alimentos no solo son una fuente de energía, el consumo de determinados tipos de ellos también favorece que gocemos de una mejor salud y se reduzca el riesgo de futuras enfermedades.

Hasta ahora se sabía que llevar saludables hábitos alimenticios era la mejor manera de mantener un corazón sano. Sin embargo, una hallazgo extra fue encontrado recientemente: la misma dieta que ayuda a mantener un corazón saludable es también buena para los ojos.

Así es, de acuerdo con la Academia Americana de Oftalmología (AAO), consumir una dieta diaria baja en grasas y rica en frutas, verduras y granos enteros puede ofrecer beneficios no solamente al corazón, sino también a la salud de los ojos.

Esta conexión no es para nada sorprendente, destacaron los expertos de la AAO, ya que los ojos dependen de arterias pequeñas para obtener oxígeno y nutrientes, de la misma manera como el corazón depende de las arterias mayores. Por ello, un mantenimiento saludable de las arterias ayudará a los ojos.

Conoce más: Acciones para evitar infecciones en los ojos

Los principales alimentos que destacan especialmente por su utilidad para la salud ocular son:

1 Col rizada

Los vegetales de hojas verdes, como la col rizada, son ricos en nutrientes que se encuentran presentes en ojos saludables (luteína y zeaxantina) y que podrían reducir el riesgo de desarrollar una degeneración macular relacionada con la edad, así como cataratas.

Si la col rizada no es de tu preferencia, los especialistas aconsejaron el consumo de otras verduras de hoja verde, como las espinacas, la lechuga romana, col berza y hojas de nabo, las cuales también contienen cantidades significativas de luteína y zeaxantina.

2 Frijol de ojo negro

Las legumbres de todo tipo, incluyendo el frijol de ojo negro así como otros tipos de frijoles, las habas y el maní, contienen cinc, que es un mineral esencial de altas concentraciones en los ojos. Este mineral puede ayudar a proteger los ojos de los efectos perjudiciales de la luz. Otros alimentos ricos en cinc son las ostras, la carne roja magra, aves de corral y cereales fortificados.

3 Naranjas

Tanto las naranjas como todos los cítricos (pomelo, mandarina y limón) son ricas en vitamina C, un antioxidante que es fundamental para la salud ocular. Diversos estudios han encontrado que los ojos necesitan niveles relativamente altos de vitamina C para funcionar correctamente, y los antioxidantes pueden prevenir, o por lo menos retardar, el desarrollo de enfermedades oculares.

4 Salmón

Algunos estudios sugieren que las dietas ricas en ácidos grasos omega-3 (como el salmón, el atún, las sardinas y el fletán) reducen el riesgo de desarrollar enfermedades oculares en el futuro.

 

Vía: Academia Americana de Oftalmología (AAO)