, ,

La obesidad siempre representará una amenaza para la salud integral. Específicamente en mujeres, el exceso de peso se ha asociado con un número importante de riesgos para su salud a futuro, encontró un reciente estudio español.

“Hemos podido demostrar que la obesidad es, en sí misma, un riesgo de muerte por cáncer o patología cardiovascular, y no una consecuencia de sufrir diabetes, hipertensión u otras enfermedades”, indicó el doctor Albert Goday, coautor del estudio y responsable de endocrinología en el Hospital del Mar, en Barcelona, España.

“Los resultados del estudio son contundentes. La epidemia de la obesidad golpea más a las mujeres”, agregó el especialista.

Conoce más: 11 consejos para perder peso, según especialistas

Según el estudio, que fue elaborado por investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y médicos del Hospital del Mar, en España, las mujeres con obesidad presentaron:

1 Hasta 12 veces más posibilidades de desarrollar algún cáncer, en comparación con las que mantienen un peso adecuado.

2 El doble de riesgo de padecer un tumor maligno, en comparación con los hombres con obesidad.

3 Un riesgo cinco veces superior de sufrir una enfermedad cardiovascular, en especial, infarto de miocardio, en comparación con las que mantienen un peso adecuado.

Incluso entre aquellas mujeres que presentan sobrepeso, sin que llegue a ser obesidad, se mantiene un incremento del riesgo del doble de posibilidades en el caso de las patologías cardiovasculares, y cuatro veces más en las oncológicas, destacaron los especialistas.

Son resultados muy preocupantes, porque las consecuencias de la obesidad suelen aparecer 20 o 30 años después, y nosotros hemos encontrado ya este impacto estudiando un lapso de 10 años”, señaló Jaume Marrugat, investigador principal del estudio y director de Epidemiología del IMIM.

“Estamos hablando de un incremento importante del riesgo de mortalidad por cáncer [derivado del exceso de peso]”, agregó. Este es el primer estudio científico que demuestra que la obesidad es, en sí misma, un factor de mortalidad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que este problema de salud afecta a más de 650 millones de personas en todo el mundo. Este número se ha triplicado desde 1975.

 

Vía: Notimex