,

La diabetes trae consigo diversas complicaciones para la salud. Al principio, puede parecer muy fácil ignorarla, especialmente en las etapas iniciales, cuando los malestares no son tan fuertes. Lamentablemente, se trata de una enfermedad que afecta muchos de los órganos principales, como el corazón, los vasos sanguíneos, los nervios, los ojos y los riñones.

Si bien este tipo de complicaciones se pueden desarrollar a largo plazo y de forma gradual, existe el riesgo de pérdida de capacidades, incluso, de muerte. Cuando se trata del corazón, las personas con diabetes enfrentan mayores probabilidades de enfermedad cardíaca y de los vasos sanguíneos; arteriopatía coronaria con dolor de pecho, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, estrechamiento de las arterias —aterosclerosis— e hipertensión arterial.

Conoce más: 5 consejos para cuidar la piel con diabetes

Recomendaciones

A decir del especialista Rafael Bravo, controlar la diabetes de forma adecuada puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, principal causa de muerte en personas con problemas de glucosa, con el 58% de los casos.

“Es muy importante que los pacientes pregunten a sus médicos sobre la forma en que un estilo de vida saludable y el tratamiento adecuado pueden beneficiarlos, [con el fin de] reducir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o derrame cerebral”, señaló.

Entre las recomendaciones para reducir el riesgo, destacan las siguientes.

  1. Mantén una dieta equilibrada para controlar el nivel de azúcar en la sangre, el colesterol, la presión arterial y el peso. De preferencia, evita el consumo de alimentos con alto contenido en grasas saturadas, azúcar y sal.
  2. Incrementa el nivel de actividad física, con el fin de mantener un peso saludable. El ejercicio también ayuda a mejorar la presión sanguínea, los niveles de lípidos y la salud del corazón. Trata de hacer, como mínimo, 30 minutos de actividad física moderada por día. Si no puedes realizar una sesión larga de ejercicios, divídela en sesiones de 10 minutos o más a lo largo del día.
  3. Evita el consumo de tabaco y toma los medicamentos como lo prescribió el médico. Procura llevar un monitoreo constante, así como un récord de los niveles de azúcar.

 

Vía: Notimex/ Mayo Clinic