A pesar de que nos encontramos en la última etapa del verano, sigue siendo una temporada potencial para contraer alguna afección por parte de garrapatas, como la enfermedad de Lyme, indicaron autoridades sanitarias de Estados Unidos.

Los meses de verano son la época de mayor actividad de las garrapatas, pero estos arácnidos también están presentes la mayor parte del otoño, e incluso a principios de invierno, si el tiempo es propicio, destacó la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

La enfermedad de Lyme ocasiona un sarpullido y síntomas similares a los de la gripe. Aunque parezca inofensiva, no lo es. De no diagnosticarse y tratarse a tiempo, esta afección puede propagarse a las articulaciones, el corazón y el sistema nervioso, provocando:

-Un latido cardíaco irregular.

-Dolor e inflamación en las articulaciones grandes, como la rodilla.

-Anomalías en el sistema nervioso.

-Daño permanente en las articulaciones.

Los campistas, excursionistas y jardineros están entre las personas más propensas a sufrir picaduras de garrapatas, advirtió la FDA.

Conoce más: 5 tips para aplicar correctamente repelente de insectos en tus hijos

No existen vacunas que protejan de esta enfermedad, por lo que la dependencia subraya que el mejor tratamiento es la prevención. Esta debe consistir en:

1 Evitar atravesar áreas boscosas, con arbustos y hierba alta.

2 Usar ropa clara para que las garrapatas negras se vean mejor.

3 Usar mangas largas y pantalones, además de zapatos cubiertos para estar en exteriores.

4 Meter la camisa en la cintura y los pantalones en los calcetines o zapatos.

5 Usar un sombrero.

6 Usar un repelente contra insectos que contenga DEET en la ropa y la piel descubierta.

7 Evitar los arbustos y la hierba cuando se practique senderismo.

8 Cambiarse la ropa cuando se regrese a casa.

9 Lavar y secar la ropa a temperaturas altas si se ha usado al aire libre.

10 Revisar en todo el cuerpo si hay garrapatas tras estar fuera.

La FDA resalta que también es buena idea vigilar la enfermedad de Lyme en las mascotas. Los síntomas típicos en los animales incluyen inflamación de las articulaciones, cojera, fiebre y pérdida del apetito.

Al igual que con las personas, se debe revisar a las mascotas con regularidad para ver si tienen garrapatas y mantenerlos alejados de las áreas boscosas.

 

Vía: Health Day News