El uso de plástico en la actualidad es absurdamente enorme, uno de los varios motivos que han ocasionado una aceleración en el cambio climático. Este aspecto no solo daña al medio ambiente, sino también a la salud de las personas.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), es importante que todas las personas eviten en medida de lo posible el uso de envoltorios hechos de plástico, ya que provocan daños en los ecosistemas, la biodiversidad y la salud humana.

Conoce más: 4 tips para reducir la exposición a químico altamente usado en plásticos

Cuidar el medio ambiente es sinónimo de cuidar nuestra salud y bienestar. Por ello, se recomienda poco a poco ir sustituyendo el uso de bolsas y envoltorios hechos de plástico por otro tipo de materiales ecoamigables.

Consejos

¿Cómo lograrlo? Expertos aseguran que todas las personas pueden ayudar a reducir -o incluso eliminar- su consumo de plásticos cambiando algunos hábitos diarios:

1. Adquirir alimentos a granel.- Para evitar la acumulación de empaques plásticos de alimentos, se puede optar por adquirir alimentos a granel, llevando contenedores propios de vidrio para almacenar los productos.

2. Crear un kit de cubiertos.- Para reducir el uso de cubiertos desechables, una buena opción es crear un kit de cubiertos personal, conformado por cubiertos de bambú y un plato que no esté hecho de plástico, así como una botella de agua de acero o vidrio.

3. Llevar una bolsa reutilizable.- Al ir de compras, se debe llevar una bolsa de tela, para evitar así que nos proporcionen bolsas de plástico.

4. Reciclar.- Los envases plásticos que resultan más sencillos de reciclar son las botellas de plástico transparentes, botellas de champú, contenedores de yogur, juguetes y contenedores reutilizables de alimentos.

5. Utilizar contenedores de otros materiales.- Objetos como los envases de vidrio o metal pueden ser una excelente opción para almacenar granos, nueces, harina y otros ingredientes de la cocina. Además, sirven perfectamente para guardar detergente para ropa, jabón e incluso cremas corporales.

6. Vestir prendas de fibras naturales.- Lo ideal es elegir siempre prendas de vestir confeccionadas con telas naturales como el algodón, la lana, el cáñamo y la seda.

 

Vía: The New York Times