Es sabido que el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para desarrollar diversos tipos de cáncer, pero ¿es posible reducir las probabilidades si se logra perder peso? De acuerdo con un estudio reciente de la Universidad de Manchester, en Reino Unido, eliminar los kilos de más puede revertir los cambios en los tejidos precancerosos y, por tanto, disminuir posibilidades de cáncer.

Tal vez no lo sabías, pero las mujeres con sobrepeso tienen un riesgo mayor de cáncer de útero, en comparación con las de talla normal. Además, tras la menopausia, las mujeres producen estrógeno a partir de sus reservas de grasa; pero como no hay ovulación, la falta de progesterona permite que crezcan células en el útero, lo que aumenta el riesgo de cáncer.

Para llegar a esta premisa, el equipo de investigadores estudió a un grupo de mujeres, con obesidad y edad promedio de 50 años de edad. Las mujeres fueron sometidas a biopsias de sus úteros, así como al bypass gástrico. De las 72 participantes, cuatro fueron diagnosticadas con cáncer de útero y seis más tenían hiperplasia endometrial atípica, una condición precancerosa que causa el crecimiento excesivo de células en el útero.

Conoce más: Microbios vaginales y cáncer de endometrio, lo que debes saber

En el caso de las últimas seis mujeres, tres no tenían signos de la enfermedad cuando se evaluaron a las ocho semanas de haber sido diagnosticadas y después de perder peso. Luego de los controles mensuales, durante cuatro años, el tejido precanceroso desapareció.

A decir de los expertos, las mujeres sometidas a cirugía tenían tejido normal en el útero en el momento de la intervención quirúrgica para perder peso, “pero tenían un alto riesgo de anormalidad, con células de rápido crecimiento, vías causantes de cáncer activadas y vías para detener el cáncer desactivadas”.

¿Qué esperas para perder peso? Si no sabes cómo comenzar, visita a un especialista en nutrición y adopta un plan de actividad física según tus necesidades.

 

Vía: Notimex