No es algo nuevo, todos sabemos que la mala alimentación, el tabaquismo, el consumo nocivo de alcohol y la falta de higiene son factores que conducen a enfermedades bucodentales, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si bien la boca y los órganos dentarios juegan un rol fundamental en la salud, al realizar funciones vitales como la alimentación, la respiración, el habla, la fonación y la recepción del sabor de los alimentos, muchas personas ignoran su importancia y no llevan buenos hábitos que favorezcan su cuidado.

Conoce más: Enjuague, ¿realmente esencial para tu salud bucal?

A decir del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del IMSS, Hugo López-Gatell Ramírez, la atención odontológica es de suma importancia para la salud integral del ser humano y de la comunidad, pero no se considera una prioridad.

“No se puede hablar de salud bucal, si se tienen problemas que producen dolor, dificultad para hablar o comunicarse, así como incapacidad para gesticular, reír y comer”, dijo.

Recomendaciones

Mantener una buena salud bucal nos permite desenvolvernos de una mejor manera. Además, cuidar el aspecto dental ayuda a tener una mejor confianza y mejora la autoestima. Es esencial erradicar los malos hábitos, como fumar o consumir sustancias tóxicas; y enfocarse en los buenos, siendo constantes en la limpieza.

Toma en cuenta estas recomendaciones básicas:

  1. Cepíllate los dientes dos veces al día.
  2. Utiliza el material adecuado y la técnica correcta. 
  3. Mantén limpio el cepillo y reemplázalo cuando sea necesario.
  4. Usa hilo dental y enjuague.
  5. Visita con frecuencia a un odontólogo.

 

Vía: Notimex