Las personas con diabetes presentan un exceso de azúcar en la sangre, razón por la que es importante cuidar la alimentación. Debido al papel que juega la nutrición, muchos se cuestionan si existe una dieta especial para los pacientes con dicho padecimiento, la respuesta es no.

No hay una “dieta específica para la diabetes”. Cada caso es diferente y cada persona requiere una alimentación personalizada. En este sentido, es esencial un plan alimenticio, dicho con otras palabras, una guía que indique qué tipo de alimentos y colaciones consumir.

El plan también debe indicar la cantidad de comida y los horarios. Para la mayoría de las personas con diabetes, una dieta saludable consiste en:

  • Carbohidratos: 40 a 60% de las calorías recomendadas. Se encuentran en frutas, verduras, legumbres, productos lácteos, entre otros. Es importante elegir las frutas frescas en lugar de las enlatadas o los jugos de frutas.
  • Proteínas: 20% de las calorías recomendadas. Se encuentran en la carne, las aves, el pescado, los productos lácteos, los frijoles y algunas verduras. Se recomienda elegir pollo y pescado en lugar de carne roja. Lo ideal son las opciones sin grasa o bajas en grasa.
  • Grasa: 30% o menos de las calorías recomendadas. Se encuentra en la mantequilla y los aceites naturales. También en muchos productos lácteos y cárnicos. Es esencial evitar los alimentos fritos, los platos a base de mayonesa, las yemas de huevo, el tocino y los productos lácteos altos en grasa.

La dieta debe ser baja en colesterol, sal y azúcar. Este último componente ha desatado muchos mitos, pero, según expertos, un poco de azúcar no causa problemas en la mayoría de las personas con diabetes, siempre y cuando se limite y sea parte de una alimentación equilibrada.

Conoce más: 5 consejos para ayudar a un familiar con diabetes

Antes de modificar tu dieta, o ante cualquier duda, visita a tu médico o nutricionista para obtener consejos específicos. ¡Cuida tu bienestar!

 

Vía: Family Doctor