dia-mundial-de-la-salud-2014El día de hoy se celebra el Día Mundial de la Salud, y este año se ha dedicado a la amenaza de las enfermedades transmitidas por vectores (es decir, por seres vivos como los mosquitos). Esta fecha fue establecida por la OMS en 1950 con el objetivo de generar conciencia en materia de salud y prevención.

Según la Organización Mundial de la Salud, más de la mitad de la población mundial está en riesgo de contraer enfermedades como paludismo, dengue, leishmaniasis, enfermedad de Lyme, esquistosomiasis, fiebre amarilla. Los principales transmisores de este tipo de enfermedades son los mosquitos, moscas, garrapatas, caracoles de agua dulce, entre otros. Se estima que son más de mil millones de personas las que contraen alguna enfermedad transmitida por vectores al año, más de un millón de éstas personas mueren.

Bajo el lema “Pequeñas picaduras, grandes amenazas”, este año se busca poner de relieve, con marco en esta conmemoración, la gravedad de esta amenaza y su crecimiento.

Uno de los objetivos fundamentales del Día Mundial de la Salud 2014 es subrayar que estas enfermedades se pueden prevenir totalmente. La organización internacional recientemente publicó el informe titulado Información general sobre las enfermedades transmitidas por vectores, en el cual si describen medidas sanitarias para combatir estas enfermedades. Estas acciones pueden implementarlas los gobiernos, los grupos comunitarios y familias e impedir así la infección.

En estas estrategias es fundamental el control de vectores, destaca la directora general de la OMS, doctora Margaret Chan. Esto, señala la doctora Chan, podría evitar mucho sufrimiento y salvar muchas vidas. Entre las medidas de contro, señala la funcionaria internacional está el uso de mosquiteros tratados con insecticidas y la fumigación de interiores. “En el siglo XXI nadie debería morir por la picadura de un mosquito, un flebótomo, un simúlido o una garrapata”, afirma Chan.

Este tipo de enfermedades, puntualiza la OMS, afectan principalmente a las poblaciones menos favorecidas, en la cuales existe falta de vivienda adecuadas, de agua potable y saneamiento. La malnutrición y un sistema inmune debilitado juega también un papel en la propagación de estos padecimientos.

La organización de salud alerta sobre un resurgimiento de varias enfermedades transmitidas por vectores, o su extensión a nuevas partes del mundo. “Los cambios en el medio ambiente, el pronunciado aumento en los viajes y el comercio internacionales, los cambios en las prácticas agrícolas y una urbanización rápida y anárquica están provocando un aumento en el número y en la propagación de muchos vectores por todo el mundo y acentuando la vulnerabilidad de nuevos grupos de personas, especialmente los turistas y los viajeros por negocios” apunta la OMS en su página de Internet.

En este sentido, el doctor Lorenzo Savoli, director del departamento de la OMS de Control de Enfermedades Tropicales Desatendidas, coincide en que es el control de vectores la mejor herramienta para prevenir estas enfermedades, “se necesitan más fondos y un mayor compromiso político para mantener las herramientas disponibles de control de los vectores, así como los medicamentos y medios de diagnóstico, y para llevar a cabo investigaciones que se necesitan con urgencia”.

Sobre esta fecha, Carlos Welti Chanes, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, descata que la mejor forma celebrar el 7 de abril es a través de la exigencia de respeto a este derecho. “Aunque no todos lo saben. Debemos demandar su cumplimiento y la manera de hacerlo es transformar nuestra actitud. Quien no se cuida en las primeras etapas de su vida tiene más probabilidades de enfrentar problemas serios en la edad adulta y avanzada”, agregó.

Vía: Organización Mundial de la Salud, UNAM