Un tratamiento de conducto dental o endodoncia es un tratamiento que se utiliza para reparar un diente dañado. El procedimiento consiste en extraer la parte enferma o infectada del diente, sellar los canales (vías hacia el diente) y reparar el diente con una corona dental.

Aunque un tratamiento de conducto es un procedimiento ambulatorio común, es posible que no sepas qué hacer después de te realicen uno. Esto es especialmente cierto cuando se trata de comer, lo que podrás hacer una vez que desaparezca el efecto del medicamento anestésico local.

Cuándo comer después de un tratamiento de conducto

La mayoría de los dentistas recomendarán esperar para comer hasta que tus dientes y encías ya no se sientan adormecidos después del tratamiento. Esto suele durar unas pocas horas.

Es importante no comer inmediatamente después de una endodoncia, ya que tus encías y, en ocasiones, tu lengua, estarán un poco adormecidas. Lo anterior puede llevar a que te muerdas las mejillas o la lengua, o a que te quemes si no sientes que los alimentos que estás comiendo están demasiado calientes.

También podría dañar tu relleno temporal. Los dentistas suelen colocar un tapón temporal sobre el diente después de un tratamiento de conducto para protegerlo hasta que la corona permanente esté lista.

Conoce más: Dientes rotos, otra problema de salud relacionado con el COVID-19

Qué alimentos comer después de un tratamiento de conducto

Comer alimentos blandos suele ser la mejor opción para comenzar. Ejemplos de estos incluyen:

-Alimentos dulces

  • Puré de manza
  • Yogurt congelado
  • Mantequilla de cachuate
  • Plátanos
  • Sorbete
  • Yogur
  • Pudines o flan

-Alimentos salados

  • Vegetales cocidos
  • Puré de papa
  • Hummus
  • Arroz
  • Huevos revueltos
  • Sopas
  • Pan suave
  • Queso suave
  • Pasta

 

Vía: Healthline