Cuando vas al súper, se te antojan muchas cosas.

¡Todo se ve delicioso!

Pero, ¿sabes realmente lo que te vas a comer?

Si quieres saberlo, lo que tienes que hacer es leer la información en el empaque de tus alimentos.

Si tú o algún familiar tiene algún enfermedad como hipertensión, diabetes, triglicéridos altos, obesidad o fenilcetonuria, fíjate en los ingredientes que componen los alimentos que vas a comprar.

Los 3 primeros ingredientes que muestra la etiqueta son los que se encuentran en mayor proporción en el producto.

Los productos contienen en sus etiquetas información sobre:

  • El tamaño de una porción
  • Las porciones por envase
  • Los carbohidratos, las proteínas, las grasas
  • Las vitaminas, minerales y la fibra

No olvides checar la fecha de caducidad en las etiquetas de los alimentos.

Cuando compres tus alimentos, sobre todo productos delicados como leche o queso que se vencen rápido, revisa en las etiquetas la fecha de caducidad.

Tip

El peso saludable empieza en el supermercado o mercado con compras inteligentes. Debido a que hay tantas opciones al ir al supermercado con estos sencillos consejos podrás realizar compras saludables:

  1. Haz una lista de lo que necesitas comprar y no vayas con el estómago vacío al supermercado esto evitará compras impulsivas.
  2. Realiza las compras después de comer evitarás compras de alimentos ricos en grasa, sodio y calorías al no tener hambre.

 

¿Para qué sirve esta información?

Sirve para hacer compras saludables.

En caso de tener alguna enfermedad, nos orienta sobre cuáles son los alimentos más convenientes y los más perjudiciales.

 

¿Cómo funciona el etiquetado?

Se refiere al tamaño de la porción, y establece qué cantidad corresponde a una porción.

Una porción puede estar determinada como 100 gramos.

Sin embargo, no todos los ingredientes que menciona la etiqueta se encuentran en la misma proporción.

Cierto. Los ingredientes que se encuentran en mayor proporción son los 3 primeros que se menciona en la etiqueta.

 

¿Qué información nos proporcionan las etiquetas?

El etiquetado en los alimentos tiene la finalidad de brindar información al público sobre el contenido de los alimentos que se adquieren, de forma que esto facilite la elección en las compras para prevenir enfermedades.

Aprende a leerlas y realiza compras saludables para ti y tu familia.

 

El término “libre” o “buena fuente” en las etiquetas

El término libre en la etiquetas significa con cantidades insignificantes.

Por ejemplo, cuando se menciona libre de grasa o libre de azúcar, eso significa que no contiene o que contiene sólo cantidades insignificantes del nutriente que se menciona, como: grasas, grasa saturada, colesterol, sodio, azúcar o calorías.

El término “buena fuente” en las etiquetas significa un contenido entre 10 y 19% del valor recomendado.

Ejemplo: buena fuente de hierro o buena fuente de fibra significa que el producto contiene entre 10 y 19% del valor diario recomendado de ese nutriente (basado en una dieta de 2000 calorías).

Recuerda: es importante que muchos de los requerimientos diarios de nutrientes en tu plan de alimentación los obtengas también variando tu dieta con productos frescos, no industrializados.