La diabetes es una de las enfermedades crónicas que mayor riesgo pueden llegar a representar para la salud integral, sobre todo si no se llevan a cabo hábitos saludables.

Se calcula que esta enfermedad, que aparece cuando el páncreas no produce la suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce, afecta a 422 millones de personas en todo el mundo, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

La buena noticia es que el tipo más común de esta enfermedad, la diabetes tipo 2, puede prevenirse adoptando una serie de sencillos hábitos como una alimentación saludable y una vida más activa, señaló una experta.

Conoce más: 10 consejos para controlar tus niveles de glucosa

De acuerdo con Kathleen Stanley, vocera de la Asociación Americana de Educadores en Diabetes (AADE, por sus siglas en inglés), realizar algunos cambios pequeños en el estilo de vida pueden ayudar a proteger de la diabetes tipo 2 y sus complicaciones. Entre las medidas sugeridas por la experta se encuentran:

1. Determinar el riesgo personal

Se debe conocer si existen antecedentes de diabetes en la familia, ya que esto aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad. Según estudios, los hombres tienen un riesgo más elevado que las mujeres.

2. Realizarse pruebas

Un práctico y sencillo análisis de sangre es suficiente para revelar si una persona presenta prediabetes, afección en que el azúcar en la sangre es constantemente más alto de lo normal. En caso de salir positivo, se debe hablar con un médico sobre el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

3. Evaluar el estilo de vida y hacer los cambios necesarios

Las personas adultas deben realizar por lo menos 150 minutos de actividad física moderada por semana, lo que equivale a 30 minutos cinco días a la semana. Para cumplir esta cuota se pueden planificar tres caminatas de 10 minutos cada día y subir por las escaleras en lugar de usar el ascensor.

4. Cuidar lo que comemos

Lo ideal es consumir una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras, granos integrales, carnes magras, alimentos enteros y nutritivos. Las verduras y las frutas deben ocupar la mitad de los platillos.

5. Mantener un peso saludable

El índice de masa corporal (IMC) debe ser inferior a 25. Investigaciones muestran que perder de un 5 a un 7% del peso corporal puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2 en más de la mitad.

6. Hablar con un médico

Se puede preguntar sobre formas para hacer más actividad y tener una dieta más saludable de forma segura, u obtener respaldo para los cambios en el estilo de vida.

 

Vía: Health Day News