Tomar alcohol es un hábito que, indistintamente de la edad a la que se practique, trae consigo más desventajas que ventajas. Sin embargo, es quizá en los adultos mayores en donde más daño puede llegar a causar.

Beber alcohol de forma excesiva durante la adultez mayor se ha asociado a un elevado número de riesgos a la salud integral, advirtió Brad Lander, especialista en medicina de la adicción en el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos.

De acuerdo con el experto, “a medida que envejecemos, el cuerpo tarda más en procesar el alcohol. Permanece más tiempo en el sistema y la tolerancia también disminuye”.

Conoce más: 8 hábitos que deben evitarse para reducir deterioro cognitivo en adultos mayores

Esto lleva a que “el consumo excesivo de alcohol pueda afectar al sistema inmunitario y conducir a algunas formas de cáncer”, advirtió.

Si bien hablar de un ‘consumo excesivo’ puede depender de cada persona, Lander compartió que la recomendación es que los adultos mayores no deben beber más de siete bebidas alcohólicas a la semana, y no más de tres en un día.

Riesgos

Ingerir más bebidas de las que recomiendan los expertos puede desencadenar importantes riesgos a la salud de los adultos mayores, indicó Lander, entre los que destacan:

1. Causa problemas con el equilibrio y los tiempos de reacción, lo que aumenta las probabilidades de sufrir accidentes y caídas.

2. Empeora problemas de salud crónicos, como la diabetes, la hipertensión, el accidente cerebrovascular, la osteoporosis y la enfermedad hepática.

3. Aumenta las probabilidades de desarrollar problemas de salud mental, como demencia y depresión.

4. Incrementa el riesgo de suicidio.

5. Tras dejar de beber, el alcohol sigue entrando en el torrente sanguíneo, lo que resulta en que el juicio y la coordinación se vean afectados durante horas.

Recomendación

Además de cuidar que no se exceda en el consumo de la cantidad de bebidas alcohólicas recomendadas para este sector de la población, Lander también recomendó que las personas mayores beban con moderación en las reuniones sociales, y que consuman alimentos para ralentizar la absorción del alcohol en el cuerpo.

 

Vía: Health Day News