El bisfenol A (o BPA) es una sustancia química utilizada en la producción de algunos plásticos, así lo indica el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental de Estados Unidos.

También se puede encontrar en envases de alimentos y bebidas, al igual que en las lacas para recubrir productos metálicos, las latas de alimentos, las tapas de botellas y las tuberías de suministro de agua.

Algunos estudios han relacionado el BPA con el desarrollo de problemas de fertilidad y afecciones del corazón. Por ello, la agencia sugiere algunos tips para reducir la exposición potencial a este químico:

Conoce más: 5 consejos para evitar el uso de plásticos tóxicos

  1. No utilices recipientes de plástico para alimentos hechos de policarbonato. El policarbonato es fuerte y duradero, pero con el tiempo puede descomponerse debido al uso excesivo a altas temperaturas. (Los plásticos de policarbonato a menudo se usan para fabricar envases donde se almacenan alimentos y bebidas, como las botellas de agua).
  2. Algunos plásticos marcados con los códigos de reciclaje 3 o 7 pueden estar fabricados con BPA.
  3. Cuando sea posible, usa recipientes de vidrio, porcelana o acero inoxidable, especialmente para servir alimentos o líquidos calientes.
  4. Usa mamilas o biberones que estén etiquetados como libres de BPA.

 

Vía: Health Day News / Clínica Mayo