La vida antes, durante y después de un embarazo no es igual para todas las parejas. De acuerdo con especialistas, los meses iniciales son una prueba de fuego para la relación, pues además de la alegría y la ilusión, aparecen la falta de tiempo, el aumento de tareas, los gastos, las dudas y los temores, especialmente cuando se trata del primer hijo.

¿Cómo fortalecer la relación de pareja?

1. Compartan su tiempo y trabajen juntos. Cuidar a un bebé es trabajo de tiempo completo, especialmente durante los primeros meses. Entre la alimentación y los cambios de pañales, puede ser difícil encontrar tiempo para ambos. Por ello, resulta útil compartir las responsabilidades de cuidado. También es importante pasar tiempo solos. Puedes planificar una fecha cada semana para salir. Si nadie puede ayudarte con el bebé, haz una cita en casa.

2. Habla de tus sentimientos. Tener un nuevo bebé es un momento feliz, pero puede ser estresante. Es común que aparezcan sentimientos de ira, tristeza o celos cuando no existe tiempo en pareja. Si no resuelven esos sentimientos juntos, podría dañarse la relación. Busca oportunidades para hablar.

3. Sé justo. Todas las parejas tienen discusiones, especialmente en tiempos estresantes. Cuando no estés de acuerdo, recuerda ser justo. Sé directo y honesto cuando algo te moleste y evita decir cosas ofensivas o culpar al otro. Escucha los sentimientos de tu pareja y busquen la forma de reconciliarse. Es sumamente importante que no discutan frente al niño, no importa la edad que tenga.

Conoce más: Efectos a la salud de las relaciones tóxicas entre parejas

¡Disfruta esta nueva etapa! Si necesitas ayuda extra, puedes contratar a una persona que te ayude con las tareas domésticas, o comprar comida precalentada algunas veces por semana. Procura crear un horario para mantenerte organizado.

 

Vía: Family Doctor