Los siguientes tratamientos son los que se sugieren para ayudar a las personas con propensión a un infarto cerebral, o a aquellas que ya sobrevivieron a uno, a disminuir su riesgo. En el caso de los sobrevivientes, se busca evitar un ACV recurrente. Recuerda que estos medicamentos solamente te los puede recetar tu médico, con el cual debes tener contacto constante y seguir al pie de la letra sus indicaciones.

 

Antiagregante plaquetario

Los antiagregantes plaquetarios son sustancias o fármacos cuyo principal efecto es impedir que las plaquetas se adhieran una a la otra y formen coágulos; esto ayuda a que la sangre circule, reduciendo así el riesgo de padecer un infarto cerebral o ataque cardíaco.

 

Anticoagulantes

Los anticoagulantes inhiben la coagulación de la sangre. Los médicos a menudo recetan estos medicamentos a pacientes con fibrilación auricular o trombosis venosa profunda. Por ejemplo, los pacientes con fibrilación auricular podrían llegar a formar coágulos en el corazón, que su vez podrían desplazarse al cerebro y causar un accidente cerebrovascular.

 

Medicamentos antihipertensivos

Los medicamentos antihipertensivos, tales como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) y los bloqueadores del receptor de angiotensina II (ARB), son medicinas empleadas para bajar la presión arterial.

Existen medicamentos adicionales tales como los diuréticos, los bloqueadores de los canales de calcio (BCC) y los beta bloqueadores, que también te los podrían recetar para ayudar a disminuir la presión arterial.

 

Medicamentos para reducir los niveles de colesterol

Las estatinas son fármacos que ayudan a controlar los niveles de colesterol. Además de dichos medicamentos, tu médico también podría recetarte otros para este mismo fin.