Skip to Content

Salud bucalSalud Bucal

Salud bucal y COVID-19

Debido a los mecanismos de transmisión del COVID-19, la mayoría de las autoridades sanitarias y de colegios profesionales de especialistas en salud bucal recomiendan que los servicios no esenciales y electivos que impliquen contacto directo con pacientes y clientes deben reducirse al mínimo, y solamente realizarse bajo ciertas excepciones.

¿Qué es salud bucal?

La salud bucal, también llamada salud oral, afecta todos los aspectos de nuestras vidas, y a menudo la damos por sentada. Tu boca es una ventana a la salud de tu cuerpo. Puede mostrar signos de deficiencias nutricionales o infección general. Las enfermedades sistémicas, aquellas que afectan a todo el cuerpo, pueden manifestarse primero debido a lesiones en la boca u otros problemas orales.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud bucal es fundamental para gozar de una buena salud y una buena calidad de vida, e implica la ausencia de dolor orofacial (dolor provocado por lesiones en boca y cara), cáncer de boca o de garganta, infecciones y llagas bucales, enfermedades periodontales (de las encías), caries, pérdida de dientes y otras enfermedades y trastornos que limiten en la persona afectada la capacidad de morder, masticar, sonreír y hablar, lo que a su vez repercute en el bienestar psicosocial.

No importa la edad que tengas, tu salud oral siempre es y será importante. En todo el mundo, aunque muchas personas buscan tener una buena salud bucal y logran mantener sus dientes naturales a lo largo de su vida, las caries siguen siendo la enfermedad crónica más frecuente durante la infancia (60% a 90% de los niños en edad escolar); asimismo, casi el 100% de los adultos las padecen.

Las dolencias bucodentales, tanto en niños como en adultos, tienden a ser más frecuentes entre los grupos pobres y desfavorecidos, ya que no pueden acudir a un dentista cada año. En cuanto a la población con recursos, muchas personas creen que necesitan ver a un dentista sólo si sienten dolor o piensan que algo anda mal, pero las visitas dentales regulares pueden contribuir a una vida de buena salud bucal. Recuerda que los exámenes dentales regulares y una buena higiene oral pueden prevenir la mayoría de las enfermedades bucodentales.

Si experimentas dolor en tus dientes, no dejes de visitar a tu dentista. Con los muchos avances actuales de la odontología, el diagnóstico y el tratamiento se han vuelto más sofisticados y cómodos.