“Estaba asustada, no tenía ni idea sobre la enfermedad renal. Luego me di cuenta que tendría que acostumbrarme a ella”.

Sufrir de una enfermedad crónica puede ser muy perturbador. Gracias a la ciencia, ahora existen tratamientos que ayudan al paciente a tener una mejor calidad de vida. Este es el caso de Adriana, una paciente con enfermedad renal.

Para Adriana, descubrir que tenía enfermedad renal en 2004 fue un momento muy difícil, no solamente para ella sino también para su familia. “Tenía un poco de miedo y mis hijos estaban un poco preocupados”.

cateterEn el momento de elegir un tratamiento, Adriana y su esposo consideraron que la mejor opción era el tratamiento de diálisis peritoneal (DP), esto significaba que aún podrían mantener el estilo de vida atendiendo a sus hijos pequeños. Adriana comenta: “con la DP me ha ido muy bien. Mi médico me explicó las distintas opciones de tratamiento y fui a diferentes unidades para averiguar más sobre las opciones de diálisis. Esta era la que yo creí que se adaptaba mejor a mí, sobre todo por mis hijos. Tengo un amigo que también recibió el tratamiento, así que me acerqué a él a hacerle preguntas y pedirle algunos consejos”.

Debido a las ventajas del tratamiento, señala Adriana, el DP ha sido la mejor opción para su tratamiento, pues le permite tener tiempo para estar con sus hijos y las actividades que le gustan, “tienes tiempo durante el día, puedes hacerlo mientras estás dormido y no estás en un lugar en el hospital. Me encanta la jardinería. Ahora tengo tiempo para la jardinería”. Para ella y su marido este tipo de tratamiento les permite disfrutar de  algunos gustos, por ejemplo, la pareja tiene una casa a donde van a vacacionar con frecuencia, ahí les gusta salia a caminar y pasear por el campo.

Otra ventaja para Adriana es que se trata de un tratamiento que le permite discreción y realizar sus actividades casi de manera normal, con este tratamiento la mayoría de las personas no se dan cuenta que estoy enferma”. De hecho, agrega que solamente su familia inmediata sabía de su padecimiento, además de que el tratamiento le permite la autonomía suficiente “siempre estaba moviéndome, incluso pude construir mi casa”.

Como todo tratamiento médico, la diálisis peritoneal tiene sus ventajas pero también sus desventajas. Por ejemplo este tipo de diálisis, debido a que rompe las barreras de la piel y se tiene acceso al peritoneo, requiere de una higiene muy estricta. De hecho, al tener un paciente una falla renal, también tiene un sistema inmune con una resistencia ligeramente menor, por lo tanto las infecciones pueden ser más comunes.