Según se ha observado con el desarrollo de la pandemia de COVID-19, un alto porcentaje de quienes han presentado la enfermedad padecen sobrepeso u obesidad. También se ha observado que quienes tienen estas condiciones también son más propensos a sufrir complicaciones con la infección. No está muy claro cuáles son las razones, pero algunos especialistas consideran que pueden estar involucrados aspectos como alteraciones en el sistema inmune, estado de inflamatoria crónico, e incluso complicaciones en el manejo de estos pacientes.

Se sabe que las personas con obesidad también pueden tener comorbilidades y padecimientos crónicos que también se han relacionado con complicaciones en la enfermedad:

– Glucosa (azúcar) alta en la sangre o diabetes.
– Presión arterial alta (hipertensión).
– Nivel alto de colesterol y triglicéridos en la sangre (dislipidemia o alto nivel de grasas en la sangre).
– Enfermedades cardiacas.
– Complicaciones respiratorias.

Fuente: 1, 2