dis01La dislexia es considerada un trastorno del aprendizaje, el cual puede dificultar la habilidad de una persona para leer, escribir, deletrear, e incluso para hablar. Este trastorno tiene mayor incidencia entre los niños y persiste a lo largo de la vida. Sin embargo, una detección y atención a tiempo puede ayudar a quienes lo padecen a mejorar sus habilidades del lenguaje. Los síntomas de este trastorno pueden ser leves, medios o severos.

La dislexia es provocada por causas neurobiológicas (las relacionadas con la formación del cerebro y su funcionamiento) y las genéticas (transmitidas por herencia).

Los síntomas de la dislexia incluyen dificultades para: aprender a hablar; aprender a leer y escribir al nivel correspondiente a su edad; organizar la lengua escrita y hablada; aprender las letras y los sonidos, aprender los números; deletrear; aprender una lengua extranjera; resolver correctamente problemas matemáticos. Estos síntomas también pueden ser causados por otras condiciones y problemas de salud, por lo que si tú o tu hijo experimentan cualquiera de ellos es importante acudir al médico o pediatra.

Los síntomas anteriormente descritos dificultan la forma en que los niños asimilan información dentro del sistema escolarizado tradicional. Esta situación hace más difícil tener un buen desempeño en el aula y, en muchos casos, requiere de apoyo extracurricular o educación especial.

A pesar de las dificultades en el aprendizaje, el padecer dislexia no significa que la inteligencia de los niños esté por debajo del promedio normal. De hecho, muchas personas con esta condición son muy brillantes; sin embargo, hay que tomar en cuenta que los niños que viven con dislexia deben tener una atención mayor por parte de sus padres, tutores y maestros.

La detección temprana de la dislexia es importante, debido a que un especialista calificado puede diseñar cuanto antes un tratamiento enfocado a tu hijo, a fin de que tenga un mejor rendimiento académico y un desarrollo intelectual óptimo.

Una persona con este trastorno es perfectamente capaz de desarrollar su potencial, convirtiéndose en lo que desee durante su edad adulta, pero necesita de constancia y apoyo extra para salir adelante, así como del apoyo de las personas que la rodean. Los niños con dislexia son personas creativas e inteligentes.

Los especialistas apuntan que si existe un caso en la familia, cabrá la posibilidad de que otra persona dentro del círculo pueda padecer la condición. Por ello, debes observar muy bien a tus hijos y poner atención en sus síntomas y comportamientos.

Si tienes alguna sospecha de que tu hijo sufre dislexia debes dirigirte con el especialista calificado para que pueda hacer un diagnóstico, mediante algunas pruebas, para observar si padece o no dislexia.

Fuente: Webconsultas, Health Library

Tambien te puede interesar: