Skip to Content

Autism Speaks

Introducción a los tratamientos

de Intervención conductual

Guía para padres

ATN Red de Tratamientos del Autismo
AIRP Red e Investigación sobre la Salud Física
para la Intervención en el Autismo

Introducción a los tratamientos

ÍNDICE

Introducción a los tratamientos de Intervención conductual

Consejos para aumentar la conducta adecuada en casa

Busca oportunidades para enseñar y elogiar a tu niño

Consejos para aumentar la conducta adecuada en casa

La importancia de la comunicación

Comunicación

Consejos para mejorar la efectividad de los tratamientos de intervención conductual

Preguntas frecuentes

Recursos

Agradecimientos

Puedes verlo también en

Comparte este manual


Introducción a los tratamientos de Intervención conductual

Los desafíos conductuales son un problema común para niños con un Trastorno del Espectro Autista (TEA). Muchos niños con TEA muestran excesos en algunas conductas como: agresión o no seguir instrucciones, y muy poco de otras, como la comunicación y las habilidades sociales.

Esta guía está diseñada para proporcionar a padres de niños con TEA una introducción de estrategias para utilizar en casa, así como consejos para enseñar y aumentar las conductas deseables y reducir los problemas de conducta. Esta guía también proporciona a los padres un preámbulo acerca de los tratamientos conductuales profesionales. Para mayor información referente a tratamientos más intensivos en casa, por favor refiérase a la sección de Recursos de la siguiente página web: Clikisalud.net. Autismo; y busque el Manual Comprendiendo el Autismo, capítulo VIII: Intervenciones Terapéuticas y Educativas.

Consejos para aumentar la conducta adecuada en casa

Reforzar la conducta adecuada es muy importante. Un reforzador es algo que a tu hijo le gusta y el cual se le proporciona después de haber cumplido con una instrucción o por realizar una actividad que tú le hubieras solicitado.

Considera lo siguiente cuando le des un reforzador a tu niño o niña:

Los reforzadores se deben elegir pensando en qué le gusta a tu hijo; pues a tu niño puede no gustarle lo mismo que a otros niños.

El acceso a reforzadores debe limitarse. Cualquier cosa que le des al niño perderá su valor como reforzador si él lo puede obtener en cualquier momento.

Proporciona el reforzador inmediatamente después de realizada la conducta que te gustaría aumentar.

Los elogios pueden ser un reforzador poderoso. Proporciona elogios específicos por buena conducta, por ejemplo: ¡muy bien, hijo, por sentarte y estar tan quieto en tu silla!

Cuando le das un reforzador a un niño inmediatamente después de una buena conducta, aumenta la probabilidad de que ésa suceda de nuevo

Busca oportunidades para enseñar y elogiar a tu niño

Enseña y elogia la comunicación apropiada: compartir, esperar, etc. Si una conducta problema ocurre cuando tu niño quiere evitar una actividad en particular, podrías enseñarle a tu hijo cómo pedir un descanso.

Solicita a tu niño que haga algo que creas podría hacer (¡Prográmalo para el éxito!)

Pídele a tu niño que haga cosas que sepa que (él o ella) puede hacer de manera independiente o con mínima asistencia. Además, divide las tareas y encargos en pequeñas partes y pasos, o únicamente pídele a tu niño que haga parte de la tarea (por ejemplo: solicítale que recoja un cubo en lugar de recoger todos los cubos).

Comunica tus peticiones claramente, de manera que tu niño entienda

También, dile a tu hijo qué recibirá por hacer lo que le pediste. Aumenta las peticiones lentamente conforme vaya teniendo éxito. Asegúrate de pedirle algo solamente cuando sepas que podrás darle seguimiento (por ejemplo: cuando tengas tiempo para esperar a que tu niño haga lo que le solicitaste) y refuerza o elogia a tu niño por haber hecho lo que le pediste.

Planea con anticipación para colocar a tu hijo en posición de mostrar una buena conducta

Encuentra maneras de cambiar el ambiente donde una conducta típicamente problemática ocurre para mejorar la conducta de tu niño (por ejemplo: ten un refrigerio contigo si tu niño tiende a ser más agresivo cuando tiene hambre).

Consejos para aumentar la conducta adecuada en casa

Tiempo-fuera* es una buena estrategia para usar con algunas conductas problema, pero no con todas. (*Retirar al niño de una situación) Si el niño presenta una conducta

Si el niño presenta una conducta problema para evitar algo (por ejemplo, hacer la tarea), el tiempo-fuera puede reforzar la conducta problema de manera inadvertida. En este caso, lo que el niño está tratando de evitar debe llevarse al tiempo-fuera y ser completado ahí o el niño debe completar la tarea inmediatamente después del tiempo-fuera.

Por otro lado, si el niño presenta un problema de conducta para llamar la atención o para ganar un objeto favorito, el tiempo-fuera puede reducir la conducta problema. Cuando un niño está en tiempo-fuera, no debe recibir atención ni los objetos favoritos.

Consejos para el tiempo fuera:

Para que el tiempo-fuera sea útil, tempo-dentro debe alentar una conducta adecuada. Cuando se encuentre en tiempo-dentro, el niño debe recibir atención frecuente por su conducta adecuada y debe tener acceso a sus objetos favoritos (por ejemplo: juguetes).

Cuando el niño esté en tiempo-fuera, no se le debe hablar ni debe tener acceso a ninguno de sus objetos favoritos.

Consejos para disminuir la conducta problema en casa

Trabaja primero en aumentar la conducta adecuada. Esto frecuentemente disminuye la conducta problema.Evita prestar atención durante o después de la conducta problema, (por ejemplo: discutir, amenazar, dar acceso a los objetos favoritos, o escapar de las tareas).

Durante la conducta problema, permanece tranquilo y recuérdale a tu niño lo que puede hacer, en lugar de lo que no debe hacer. Por ejemplo: “Puedes usar tus palabras para pedir un descanso”.

Después de que la conducta problema acabe, proporciónale elogios inmediatos por cualquier conducta apropiada que tu niño muestre.

Llevando a cabo un Tiempo-Fuera

Autism Speaks

1 Dile a tu niño por qué está en tiempo-fuera de una manera firme pero con voz gentil llévalo atiempo-fuera.

Autism Speaks

2 Si tu niño deja el área de tiempo-fuera, guíalo de regreso de manera firme pero gentil.

Autism Speaks

3 Cuando el tiempo-fuera acabe, recuérdale a tu niño por qué fue enviado a tiempo-fuera y dile cómo puede manejar la situación con una conducta apropiada en el futuro. Practiquen la forma apropiada para lidiar con la situación.

Autism Speaks

4 Después de tiempo-fuera, tiempo-dentro debe comenzar de manera inmediata.Proporciona reforzamiento inmediato cuando tu niño demuestre conducta apropiada después de tiempo-fuera.

El tiempo-fuera debe durar aproximadamente un minuto por cada año de edad mental.

La importancia de la comunicación

No ser capaz de pedir de manera apropiada lo que se quiere y/o necesita es una de las razones más comunes por las que personas con TEA muestran conductas problema.

Trabaja con tu especialista de servicios de salud conductual para asegurarte que tu niño puede comunicarse de manera que otros puedan entenderlo. Esto puede hacerse verbalmente, usando lenguaje de señas o a través del uso de aparatos de comunicación asistida, (apoyos visuales como en el sistema de intercambio de tarjetas PECS).

Cómo los profesionales tratan los desafíos conductuales

Los especialistas comienzan evaluando y midiendo las habilidades de tu niño, (conductas apropiadas) y conductas problema. Estos especialistas recolectan información para determinar cómo tu niño se beneficia de la conducta problema. Al determinar el propósito o función de la conducta de tu hijo, el especialista puede desarrollar un plan para tratar la conducta problema

La función de la conducta del niño varía, pero generalmente cae en alguna de estas categorías:

Escapar o evadir la tarea o demanda

Obtener atención de los otros

Buscar el acceso a una actividad u objeto favorito

Realizar la conducta problema hace que el niño se sienta bien

Comunicación

Los especialistas recolectan información acerca del A, B, y C de la conducta de tu niño:

A- Es el antecedente o lo que sucede antes de o con la conducta problema

B- Es la conducta problema que le gustaría cambiar

C- Es la consecuencia o lo que sucede después de la conducta

Un ejemplo del ABC de la conducta.

Un niño con TEA camina con su niñera en el parque cuando un perro comienza a ladrar fortísimo.
El niño comienza a gritar. La niñera recuerda que al niño le gusta la goma de mascar y le da una pieza.
Él se tranquiliza.
En este ejemplo, la conducta es el niño gritando. El perro empezó a ladrar antes de que el niño gritara, lo cual es el antecedente. La niñera le dio al niño la goma de mascar después de que él empezó a gritar, lo cual es la consecuencia.
La siguiente vez que el niño esté en el parque con la niñera, él grita hasta que le dan una goma de mascar.
La goma de mascar es un reforzador o algo que al niño le gusta y aumenta la frecuencia de la conducta de gritar. Si la niñera quiere parar o extinguir la conducta de gritar, ella debe dejar de darle la goma de mascar como reforzador después de la conducta de gritar.

Consejos para mejorar la efectividad de los tratamientos de intervención conductual

La identificación y tratamiento temprano es crítico para obtener el mayor beneficio de los servicios de intervención conductual. Si tú, tu médico u otro especialista tienen preocupaciones acerca de un atraso en la comunicación o de una interacción social reducida, conductas repetitivas, o una preocupación general acerca del atraso en el desarrollo/habilidades cognitivas, puede considerar buscar tratamiento.
Proporciona información detallada a su especialista de servicios de salud. Debes ser específico acerca de las conductas desafiantes de tu niño y de cuándo éstas ocurren. Describe quién está cerca, (por ejemplo: al compartir con pares), dónde sucede (por ejemplo: la tienda), y cuándo sucede, (por ejemplo: a la hora de bañarse). Tu colaboración con el equipo de tratamiento es crítica para crear el mejor plan de tratamiento.
Enseña a los otros a implementar el plan. Platica con tu especialista de servicios para la salud cómo enseñar a las personas involucradas en la vida de tu niño la implementación del plan conductual y ayúdales a sentirse más seguros e involucrados en la aplicación del mismo, para así aumentar la efectividad del plan.
Mantén abiertos los canales de comunicación. Debes sentirte motivado a proporcionar a tus especialistas (por ejemplo: pediatras, psicólogos, especialistas conductuales, maestros, terapeutas de habla y lenguaje, etcétera) permiso para hablar entre ellos y coordinarse en el cuidado de tu niño.

Nunca es demasiado tarde para empezar a recibir los beneficios de los servicios.
No es raro que un niño tenga más dificultades en las transiciones mayores de la vida, como lo son: empezar la primaria, llegar a la adolescencia o inclusive convertirse en adulto.

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes de las familias acerca de los tratamientos de intervención conductual.

¿Dónde puedo acudir para recibir o aprender los tratamientos de intervención conductual?
Opciones de servicios públicos pueden incluir: Servicios de la Secretaría de Salud, de la Secretaria de Educación, del DIF y clínicas o escuelas privadas dedicadas a la atención del TEA donde te pueden asesorar y supervisar las estrategias de intervención conductual..
¿Cuánto tiempo durará el tratamiento conductual?
La duración del tratamiento es diferente para cada niño, algunos pequeños responden más rápidamente que otros. No es raro que algún tipo de servicio/apoyo sea necesario a lo largo de la vida del niño.
Hace una semana fuimos al especialista y nos dio un plan de tratamiento para el problema de nuestro hijo, pero él está teniendo más problemas de conducta ahora. ¿Qué debemos hacer?
Las conductas pueden empeorar antes de mejorar. Se recomienda un periodo de dos semanas para que tú y tu hijo se acostumbren a la nueva rutina. Revisa el plan conductual. ¿Incluye estrategias para disminuir la conducta problema de tu hijo y para aumentar su conducta apropiada, así como un sistema para mejorar la comunicación? Habla con tu especialista. Asegúrate de estar llevando a cabo las recomendaciones del plan de tu hijo exactamente como te le dieron. Cambios en el plan conductual pueden hacerlo menos efectivo..
Nuestra familia ha intentado llevar a cabo el plan conductual para nuestra hija, pero no está funcionando en casa. ¿Qué debemos hacer?
Ponerse en contacto con tu especialista de servicios de intervención conductual ABA y platicarle tus preocupaciones. Tu especialista podría hacer pequeños cambios al plan conductual de tu hija para atender las necesidades de tu familia

Recursos

Información educativa, Derechos & Políticas:

www.autismomx.org
Ley General para la Atención y Protección a Personas con Trastornos del Espectro Autista

Organizaciones nacionales:

www.autismomexico.com
Clínica Mexicana de Autismo y Alteraciones del Desarrollo A.C.
www.clima.org.mx
Asociación Mexicana para el Estudio y Tratamiento del Autismo y Otros Trastornos de Desarrollo I.A.P
www.sideso.df.gob.mx
Instituciones de Autismo en México Index
www.teletón.org
Centro de Autismo Teletón

Organizaciones internacionales en español:

www.autismo.org.es
Confederación Autismo España
www.autismoaba.org
Autismo ABA
www.aspaut.org
Asociación de Padres en Chile
www.apadea.org.ar
Asociación Argentina de Padres de Autistas
www.fespau.es
Federación Española de Autismo
www.ligautismo.org
Liga Colombiana de Autismo
www.pasoapaso.com.ve
Fundación Paso a Paso Venezuela

Nota

Estos materiales son el producto de actividades continuas de la Red de Tratamientos del Autismo, un programa financiado por Autism Speaks. Tiene apoyo a través del acuerdo de cooperación UA3 MC 11054 del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EEUU (U.S. Department of Health and Human Services), la Administración de Servicios y Recursos para la Salud (Health Resources and Services Administration), y el Programa de Investigación sobre la Salud Materna e Infantil del Hospital General de Massachusetts (Maternal and Child Health Research Program to the Massachusetts General Hospital).

La traducción de este material al español está autorizada por la organización Autism Speaks para ser difundido por Fundación Carlos Slim.

Agradecimientos

Esta publicación fue desarrollada por miembros de la Red de Tratamientos del Autismo/Comité de Ciencias de la Salud Conductual de la Red de Investigación sobre la Salud Física para la Intervención en el Autismo de Autism Speaks.

Agradecimientos especiales por su contribución a esta publicación a Nicole Bing, Psy.D. (Hospital Infantil de Cincinnati), Brian Freedman, Ph.D. (Universidad de Delaware), Stephen Kanne, Ph.D. (Centro Médico de la Universidad de Baylor), Rebecca Landa, Ph.D. (Instituto Kennedy Krieger), Johanna Lantz, Ph.D. (Universidad de Columbia), Donna Murray, Ph.D. (Hospital Infantil del Centro Médico de Cincinnati), y Laura Srivorakiat, M.A. (Hospital Infantil de Cincinnati).

Fue editada, diseñada y producida por el departamento de comunicaciones de la Red de Tratamientos del Autismo/Red de Investigación sobre la Salud Física para la Intervención en el Autismo de Autism Speaks. Agradecemos las revisiones y sugerencias de varias personas, incluyendo las de familias asociadas con la Red de Tratamientos del Autismo de Autism Speaks. Esta publicación puede distribuirse tal como se encuentra o de manera gratuita, puede individualizarse electrónicamente para su producción y diseminación, de modo que incluya el nombre de su organización, así como el de sus canales más frecuentes. Para la revisión de la información, por favor entre en contacto con atn@autismspeaks.org.

Estos materiales son el producto de actividades continuas de la Red de Tratamientos del Autismo, programa financiado por Autism Speaks. Tiene apoyo a través del acuerdo de cooperación UA3 MC 11054 del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos de América, (U.S. Department of Health and Human Services), la Administración de Servicios y Recursos para la Salud (Health Resources and Services Administration), y el Programa de Investigación sobre la Salud Materna e Infantil del Hospital General de Massachusetts (Maternal and Child Health Research Program to the Massachusetts General Hospital). Sus contenidos son responsabilidad única de los autores y no necesariamente representan la opinión oficial de MCHB, HRSA, HHS. Las imágenes en este material se compraron a istockphoto®. Escrito en marzo de 2012.

Este documento fue traducido al español por la Fundación Carlos Slim con autorización de Autism Speaks en 2015.

Agradecemos la colaboración del Dr. Carlos Marcin y la Dra. Patricia Sánchez Lizardi