VIH-ILa Organización Panamericana de la Salud (OPS) dio a conocer que 600 mil personas más que en el año 2003 recibieron un tratamiento antirretroviral en América Latina y el Caribe, es por eso que en el Día Mundial de la Lucha contra el Sida que tiene lugar el día de hoy se propone “cerrar la brecha” contra el VIH/Sida.

La OPS reveló que el tema de este año es “Cerremos la brecha” con el que se pretende hacer una generación libre de sida y que sean cada vez más personas con la enfermedad quienes reciban tratamiento.

La directora de la OPS, Carissa F. Etienne apuntó que los países de América Latina y el Caribe han ampliado el acceso a servicios de salud (en el que se incluyen los medicamentos) para las personas que viven con VIH/Sida que más lo necesitan.

Etienne reveló que es posible controlar la epidemia de VIH/Sida: “Controlar la epidemia para 2030 es posible si los países aplican una estrategia de prevención combinada, y si todas las personas conocen su estado de VIH/Sida, reciben el tratamiento que necesitan, y viven libres de estigma y discriminación”.

Los números resultan muy reveladores: pues en 2003 se estimaba que 210 mil personas de todas las que vivían con VIH recibían un tratamiento médico, mientras que en 2013 el estimado ascendió a 795 mil, este número representa el 56 por ciento de todos aquellas personas que viven con VIH que necesitan tratamiento y el 44 por ciento de todas las personas con VIH.

Además en 2013 se infectaron de VIH 106 mil personas en la región, lo que representa un 9 por ciento menos con respecto a diez años atrás, por lo que la OPS revela que se pueden disminuir las infecciones todavía más si se implementa una estrategia de prevención que combine intervenciones y servicios basados en evidencia que se adecuen a las necesidades de cada paciente.

Las intervenciones van desde distribución de condones e información sobre el VIH hasta ofrecer la prueba y tratamiento oportuno contra la enfermedad.

Respecto a muertes relacionadas al virus estas también se vieron reducidas, pues fallecieron 58 mil personas infectadas en la región, lo que representa una reducción del 40 por ciento.

El número de madres bajo tratamiento de VIH creció de manera significativa, pues en 2010 eran menos del 59 por ciento y hoy llegan al 93 por ciento, ligeramente debajo de la meta fijada para 2015 (95 por ciento).

En América Latina y el Caribe tres de cada diez personas que viven con VIH lo desconocen y 35 por ciento de los nuevos casos llegan tarde al diagnóstico y al tratamiento que podría salvarles la vida.

Es por esto que es importante la prevención por medio de la realización de la prueba ELISA, un sencillo examen en el que se detecta el VIH, tan sólo basta una pequeña muestra de sangre y esta podría salvar tu vida.

 

Vía: Organización Panamericana de la Salud