, ,

Tú sabes que comer demasiada sal contribuye a la presión arterial alta, pero quizás no te hayas dado cuenta de que comer fuera puede poner en riesgo a ti y a tus hijos.

Muchas entradas o aperitivos en los principales restaurantes y lugares de comida rápida contienen casi la cantidad de sal que debe ingerirse por día, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). Recuerda, eso equivale a 2,300 miligramos, o aproximadamente a una cucharadita.

Con muchas personas comiendo fuera un promedio de cinco veces a la semana, toda esa sal se acumula. Y mientras más sal comas, mayores serán las probabilidades de tener presión arterial alta (hipertensión), un factor importante que contribuye a la enfermedad cardíaca y al derrame cerebral.

Según algunas estimaciones, la persona promedio consume 50 por ciento más sal que el límite diario, y dicho exceso comienza durante la infancia. Los niños de entre 6 y 10 años de edad consumen 2,900 mg al día, mientras que los adolescentes alcanzan los 3,700 mg.

Conoce más: Mensajes de texto en grupos familiares y ansiedad, lo que debes saber

Diversos estudios realizados en todo el mundo han analizado el consumo de sal y la presión arterial alta. Una investigación que evaluó a 500 personas, de entre 18 y 40 años de edad, encontró que cuantas más comidas comas en restaurantes cada semana, mayores son tus probabilidades de prehipertensión. Las personas jóvenes, incluso con un nivel de presión arterial ligeramente elevado, corren un riesgo muy alto de desarrollar hipertensión en estado avanzado.

Alrededor del 80 por ciento de la sal consumida suele ser agregada por los fabricantes de alimentos procesados ​​o en los mismos restaurantes. Si bien el porcentaje de sal en cientos de alimentos procesados ​​ha sido reducida ligeramente en los últimos años, un estudio de la Universidad de Harvard reportó que se ha visto un incremento en la sal añadida en muchos alimentos de preparación rápida.

Para que tú y tu familia se protejan cuando salgan a comer o cenar, es importante que pregunten sobre el contenido de sal de las comidas que están pensando ordenar. Los restaurantes con 20 o más ubicaciones (que pertenecen a algún consorcio o cadena) deben brindar este servicio a petición del cliente, y muchas cadenas publican estas cifras en línea. Finalmente y no menos importante, evita alcanzar el salero a toda costa.

 

Vía: Health Day News