,

Los buenos hábitos brindan buenos resultados en cuanto a bienestar se refiere. Así, si mantienes un buen cuidado de la salud de tu corazón, podrías disfrutar de otro beneficio: la posibilidad de reducir radicalmente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

De acuerdo con un estudio publicado en Diabetologia, revista de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, existen 7 factores de riesgo cardiovascular que las personas pueden modificar para mejorar la salud de su corazón.

  1. Dejar de fumar.
  2. Comer mejor.
  3. Mantenerse activo.
  4. Perder peso.
  5. Controlar la presión arterial.
  6. Controlar el colesterol.
  7. Reducir la glucosa en la sangre.

Las investigaciones han demostrado que mantener un mínimo de 5 de los 7 factores, puede reducir el riesgo de muerte cardiovascular en casi un 80 por ciento.

A decir de Joshua Joseph, especialista de la Universidad Estatal de Ohio en Columbus, estos factores de riesgo también pueden evitar la diabetes tipo 2.

El análisis realizado por este investigador reveló que los participantes que tenían al menos cuatro de los siete factores, eran un 70% menos propensos a desarrollar diabetes en los próximos 10 años.

Sin embargo, aquellos que ya tenían diabetes o prediabetes no parecieron beneficiarse de los cambios en el estilo de vida. En su lugar, el riesgo de diabetes seguía siendo el mismo.

“Las personas sanas necesitan trabajar para mantenerse sanas. Esta es una prueba más de que las personas deben usar el “Life’s Simple 7″ para prevenir la aparición de la diabetes. No alcance un nivel alto de azúcar en la sangre y luego se preocupe por detener la diabetes. Para ese momento, las personas necesitan intervenciones de alta intensidad”, aconsejó.

Conoce más: ¿Cómo se relacionan la diabetes y la depresión?

¿Quién tiene riesgo de padecer diabetes tipo 2?

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, las posibilidades de desarrollar esta enfermedad dependen de una combinación de factores de riesgo, algunos de ellos son:

  • Prediabetes.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Familiares con diabetes.
  • Presión arterial alta.
  • Bajo nivel de colesterol bueno (HDL) o alto nivel de triglicéridos.
  • Diabetes en el embarazo.
  • Estilo de vida inactivo.
  • Fumar.

Cuídate y asiste a tus citas médicas. Si tienes dudas al respecto, pregunta a tu médico.

 

Vía: Hola Doctor