Vivimos en una cultura que tiende a buscar soluciones ‘mágicas’ y fáciles para la mayoría de los problemas, incluyendo los de salud. Esta situación ha llevado a que existan actualmente un gran número de medicamentos ‘milagro’ en el mercado.

Estos fármacos prometen curar un sinfín de enfermedades. Sin embargo, en el mejor de los casos, estos productos son completamente ineficaces y, en el peor de los casos, pueden incluso empeorar una enfermedad u ocasionar importantes efectos secundarios, advirtió una especialista.

Recurrir a medicamentos ‘milagro’ para el tratamiento de padecimientos como artritis reumatoide, lupus, espondilitis anquilosante y otras enfermedades reumáticas -que afectan las articulaciones- es peligroso para la salud, indicó Ana Guislaine Bernard Medina, doctora adscrita al Servicio de Reumatología del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara ‘Fray Antonio Alcalde’.

Conoce más: ¿Por qué es importante diagnosticar a tiempo la artritis?

De acuerdo con la especialista, esta clase de medicamentos o suplementos no se encuentran regulados ni aprobados por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), por lo que son imprecisos en su composición química, lo cual supone un riesgo importante para las personas que los consumen.

Riesgos

Al no estar regulados, es imposible saber con certeza qué componentes contienen estos medicamentos ‘milagro’, aumentando el riesgo de sufrir efectos secundarios negativos en la salud.

Por poner un ejemplo, Bernard Medina mencionó que existen en el mercado múltiples medicamentos de este tipo que se venden como ‘100% naturales’, pero que en realidad contienen cortisona, una hormona que, en dosis no medidas, puede generar daños.

“Tratándose de la cortisona, debe ser estrictamente administrada bajo la supervisión de un médico, debido a sus efectos colaterales, como el aumento de los niveles de glucosa en la sangre, y a la larga puede llegar a ser factor de riesgo para desarrollar osteoporosis y fragilidad cutánea”, detalló.

Consejo

La experta exhortó a las personas que padecen alguna enfermedad reumática a no adquirir ni consumir esta clase de productos.

Subrayó que, bajo ningún motivo, se debe consumir productos sin supervisión médica e invitó a la población en general a “ser desconfiados de aquellos medicamentos que se publiciten como ‘único en el mercado’, ‘no acepten imitaciones’, ‘producto milagro’ o ‘tratamiento para múltiples enfermedades’”.

 

Vía: Notimex