Un estudio reciente publicado en la revista Mayo Clinic Proceedings, sugiere que aumentar la fuerza muscular permitiría prevenir la diabetes tipo 2.

Incluso hacer cantidades moderadas de ejercicio de resistencia ayudaría a prevenir la diabetes tipo 2, dijo el autor correspondiente del estudio, Duck-chul Lee, profesor asociado de quinesiología en la Universidad Estatal de Iowa, Estados Unidos.

Para el estudio, el equipo de Lee monitoreó a más de 4,500 adultos de entre 20 y 100 años de edad. Los investigadores descubrieron que la masa muscular moderada se asoció con un riesgo 32 por ciento menor de diabetes tipo 2, independientemente de problemas como fumar, beber, obesidad o sangre alta presión.

Los resultados mostraron que la reducción del riesgo de diabetes asociado con la masa muscular moderada también fue independiente de la condición cardíaca / pulmonar.

Los niveles más altos de fuerza muscular no aportaron protección adicional contra la diabetes. Lee también dijo que no existen medidas estandarizadas para la fuerza muscular, por lo que es difícil recomendar la cantidad ideal de ejercicio de resistencia.

Conoce más: ¿Cómo reducir el consumo de azúcar agregada?

“Naturalmente, las personas querrán saber con qué frecuencia levantar pesas o cuánta masa muscular necesitan, pero no es tan simple”, subrayó Lee en un comunicado de prensa de la universidad.

“Como investigadores, tenemos varias formas de medir la fuerza muscular, como la fuerza de agarre o el press de banca. Se necesita más trabajo para determinar la dosis adecuada de ejercicio de resistencia, que puede variar para diferentes poblaciones y resultados de salud”, explicó.

Comenzar un entrenamiento de resistencia no requiere que te inscribas a un gimnasio o que compres un equipo costoso. Puedes comenzar en casa haciendo ejercicios de peso corporal, recomendó la autora principal Angelique Brellenthin, investigadora posdoctoral en quinesiología de la Universidad Estatal de Iowa.

“Queremos fomentar pequeñas cantidades de entrenamiento de resistencia y no es necesario que sea complicado”, aseguró Brellenthin. “Puedes hacer un buen entrenamiento de resistencia con sentadillas, planks (planchas) o zancadas. Luego, a medida que adquieres fuerza, puedes agregar pesas libres o máquinas con pesas”.

Millones de personas alrededor del mundo padecen diabetes, y la gran mayoría sufre del tipo 2, que está relacionado con el sobrepeso y un estilo de vida sedentario.

 

Vía: Health Day News