La escuela es fundamental para el desarrollo de los niños, en diversos sentidos. Se trata del lugar donde adquirirá conocimientos para su futuro y donde desarrollará diversas habilidades. Sin embargo, también puede ser donde sufra sus primeras dificultades y frustraciones.

Ningún niño está exento de tener dificultades escolares, ya sea porque tiene problemas para comprender un tema en particular o porque le cuesta más trabajo que a los demás dominar una asignatura.

Conoce más: ¿Cómo saber si la tarea genera estrés en tu hijo?

El papel de los padres de familia es esencial para afrontar estas dificultades de la mejor manera y superarlas. Estudios sobre el tema muestran que mientras antes se resuelvan las dificultades escolares de un niño, mejores serán los resultados.

Encontrar el origen

Algunos de los problemas escolares más frecuentes suelen ser fáciles de detectar, como dificultades con las matemáticas.

Pero hay algunos otros que son más difíciles de identificar. Por ejemplo, de acuerdo con expertos, los problemas tanto de escritura como de matemáticas pueden tener como origen dificultades con el vocabulario y la lectura.

Algunas de las señales que alertan sobre esta clase de problemas incluyen:

-No desear leer en voz alta.

-Leer con lentitud.

-Tener dificultades para pronunciar las palabras.

-Dificultades para retener lo que se lee.

Consejos

¿Cómo pueden los padres ayudar a sus hijos en esta situación? Especialistas aconsejan seguir algunas recomendaciones, como:

-No ignorar.- Es importante que los padres aborden los problemas pronto, en lugar de ignorarlos o tener la esperanza de que los niños los superarán por sí solos al crecer.

-Apoyar.- Si los niños tienen problemas con temas que alguno de los padres domina o tiene gran conocimiento, los propios padres pueden fungir como tutor particular de su hijo.

-Buscar ayuda.- Si a un niño se le complica alguna asignatura en particular, los padres pueden buscar ayuda con los propios profesores de la escuela a la que asiste. Las estrategias de ayuda pueden incluir reuniones individuales con un profesor o instrucción intensiva.

 

Vía: Health Day News