El síndrome del biberón, o “bottlemouth syndrome” como se le conoce en inglés, es una forma especial de caries dental que suele manifestarse en los bebés o niños muy pequeños. Es causada por la exposición prolongada a la leche o líquidos azucarados. Los niños que corren el riesgo de contraer este síndrome llevan a la cama biberones de leche o jugo a la hora de la siesta. También es común que ingieran bebidas azucaradas o leche durante todo el día. Es más común que se presente en los dientes frontales superiores. Los niños con síndrome del biberón a menudo necesitan cirugía oral con anestesia general.

Qué buscar

Es importante reconocer los síntomas característicos de esta afección que incluyen:

  • Encías rojas
  • Boca irritada
  • Dientes que no parecen normales

Conoce más: 4 síntomas que indican “síndrome de boca ardiente”

Lo que deben hacer los padres, tutores o cuidadores

  • No le den al pequeño un biberón de leche o jugo (o cualquier otro líquido que contenga azúcar) a la hora de la siesta ni a la hora de acostarse, y jamás permitan que cargue con uno de estos biberones a lo largo del día. Alimenten al bebé o niño sólo en las horas específicas de comida y refrigerio.
  • Denle agua al infante después de que haya comido para enjuagar los líquidos azucarados de sus dientes.
  • Solo permitan que beba agua o no le den un biberón para dormir.

Finalmente, es importante que los padres acudan con un proveedor médico que examine los dientes de su hija o hijo si se han acostumbrado a esta práctica de darle biberón con jugo o leche, tanto en el día como en las horas de sueño.

 

Vía: Healthy Children – American Academy of Pediatrics