Las pérdidas de peso constantes, bajo un régimen alimenticio poco saludable, conducen a un sinfín de problemas. Más allá del rebote, los problemas metabólicos o el desarrollo de trastornos alimenticios, las dietas extremas pueden provocar amenorrea. 

La amenorrea es la ausencia de la menstruación. A nivel médico, se considera que las mujeres con un mínimo de tres períodos menstruales ausentes seguidos tienen amenorrea, así como las niñas que no comenzaron a menstruar a los 15 años, según el portal de salud Hola Doctor.

¿Cuándo preocuparse?

Existe una clase de amenorrea que es natural, ésta se produce en el embarazo, el amamantamiento y la menopausia. Sin embargo, algunos factores externos pueden provocar este problema, como el uso de anticonceptivos orales y algunos tipos de dispositivos intrauterinos.

De igual forma, algunos medicamentos pueden hacer que los períodos menstruales se detengan; entre ellos, los antipsicóticos, la quimioterapia para el tratamiento del cáncer, los antidepresivos, la medicación para la presión arterial y los antialérgicos.

Recomendaciones

Factores relacionados con el estilo de vida también contribuyen a la amenorrea, por ello te recomendamos:

  1. Mantener un peso corporal saludable. Los trastornos alimentarios y las dietas extremas son el mayor riesgo.
  2. Realiza ejercicio de forma controlada. La actividad física no es mala, pero cuando se hace de manera intensa, existe el riesgo de interrumpir el ciclo menstrual.
  3. Relájate y evita el estrés. La ansiedad y el estrés pueden alterar temporalmente el funcionamiento del hipotálamo, una parte del cerebro encargada de controlar las hormonas que regulan el ciclo menstrual. En consecuencia, la ovulación y la menstruación pueden suspenderse momentáneamente.

Para tratar la amenorrea, los médicos atacan la causa que la ha provocado. Mantén un estilo de vida saludable y evita cualquier hábito que sea extremo, por más «saludable» que parezca.

 

Vía: Hola Doctor