,

¿Sabías que una persona puede consumir hasta 3,000 calorías diarias durante las fiestas navideñas? Por lo regular, los platillos preparados en estas fechas son ricos en grasas saturadas. A esto se suma el elevado consumo de bebidas azucaradas y alcohólicas, así como la gran ingesta de postres que provoca problemas de indigestión, agruras, gastritis y altos niveles de glucosa.

El consumo excesivo de estos alimentos y bebidas también podría empeorar los episodios de reflujo gástrico, enfermedad que afecta a casi la mitad de los mexicanos.

A decir del cirujano gastroenterólogo Erik Rebolledo Garduño, el reflujo se caracteriza por la regurgitación —retorno— de los jugos gástricos que van del estómago al esófago, malestar que causa irritación interna y sensación de quemadura en la garganta y boca. Otros síntomas son:

  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad para tragar.
  • Sensación de tener un nudo en la garganta.
  • Tos crónica.
  • Laringitis.
  • Asma nueva o que empeora.
  • Alteración del sueño.

Conoce más: Excesos en Navidad aumentan riesgo de sufrir migrañas

Recomendaciones

Si tienes reflujo ácido ocasional, los cambios en el estilo de vida pueden ayudar. Pierde el exceso de peso, come porciones más pequeñas y evita los alimentos que parecieran causar la acidez. Para prevenir complicaciones, evita:

  1. Fumar.
  2. Comidas abundantes o comer tarde por la noche.
  3. Consumir productos detonantes, como alimentos fritos o grasosos.
  4. Beber alcohol o café.
  5. Tomar ciertos medicamentos —aspirina, por ejemplo—.

Si sospechas que tienes reflujo gastroesofágico; tus signos y síntomas empeoran o si tienes náuseas, vómitos o dificultad al comer, visita a un especialista.

 

Vía: Notimex