,

Existen numerosas investigaciones que respaldan el hecho de que llevar a cabo hábitos saludables durante la juventud -como una dieta equilibrada- repercute positivamente en la salud integral a futuro.

Ahora, un reciente estudio encontró que seguir una dieta saludable durante la juventud tiene efectos positivos en la salud del cerebro más adelante.

Conoce más: 3 sencillos hábitos durante la juventud que tu salud a futuro agradecerá

“Nuestros hallazgos indican que mantener unas buenas prácticas dietéticas a lo largo de la adultez puede ayudar a preservar la salud del cerebro en la mediana edad”, compartió Claire McEvoy, autora del estudio e investigadora de la Universidad de la Reina en Belfast, Irlanda del Norte.

Dos dietas en especial

Las dietas que fueron asociadas con estos beneficios fueron dos en particular: la dieta mediterránea y la APDQS (Calificación a priori de la calidad de la dieta, la cual fue diseñada para la investigación).

Ambas dietas están diseñadas originalmente para cuidar la salud del corazón, subrayaron los investigadores.

Cambiar a una dieta saludable para el corazón podría ser una forma relativamente fácil y efectiva de reducir el riesgo de desarrollar problemas de pensamiento y memoria al envejecer”, expuso McEvoy.

¿En qué consisten estas dietas?

-Mediterránea: se centra en granos integrales, frutas, verduras, grasas insaturadas saludables, frutos secos, legumbres y pescado. Limita el consumo de carne roja, aves y lácteos con toda su grasa.

-APDQS: se centra en frutas, verduras, legumbres, lácteos bajos en grasa y pescado. Limita el consumo de alimentos fritos, bocadillos salados, dulces, lácteos ricos en grasa y refrescos.

Los resultados

De acuerdo con los resultados del estudio, que fueron publicados en la edición online de la revista especializada Neurology, las personas que seguían alguna de estas dos dietas tenían menos declive en el pensamiento conforme cumplían años.

Quienes seguían la dieta mediterránea tenían un 46% menos de probabilidades de desarrollar problemas en sus habilidades de pensamiento. Por su parte, quienes seguían el régimen alimenticio APDQS tenían un 52% menos de probabilidades de presentar problemas con sus habilidades de pensamiento.

 

Vía: Health Day News