,

La diabetes y el mal manejo de las emociones podría ser una mala combinación para la salud. De acuerdo con Christian Lugo, especialista de la Federación Mexicana de Diabetes, recibir el diagnóstico de esta enfermedad podría causar emociones similares a las de una etapa de duelo.

Ésta tiene cinco pasos: negación, al cuestionarse ¿por qué a mi hijo? o ¿qué hicimos mal?; ira y negociación, al comprometerse a llevar el tratamiento adecuado; depresión y aceptación, momento en el que se busca ayuda profesional.

Esto se vuelve aún más fuerte cuando el diagnóstico va dirigido a un niño. En este tipo de casos, los padres enfrentan sentimientos de confusión; se preguntan por qué su hijo tiene diabetes, qué pudo haber causado esta condición y qué hicieron mal.

Según la Federación Internacional de Diabetes, “existen aproximadamente 186 mil nuevos casos de niños menores de 15 años que viven con diabetes y más de un millón 100 mil casos de jóvenes menores de 20 años que tienen esta enfermedad”.

Conoce más: Adolescentes, estrés y riesgo de diabetes en la edad adulta

Cuando esto acontece, un psicólogo debe formar parte del equipo multidisciplinario de atención, con la finalidad de acompañar al paciente en el proceso de duelo y el tránsito por todas sus fases, sin dejar atrás a sus cuidadores primarios y círculo familiar.

Recomendaciones

Para aprender a vivir con diabetes, Christian Lugo recomienda seguir los siguientes pasos.

  • Comer sanamente.
  • Mantenerse activo.
  • Medirse constantemente los niveles de glucosa.
  • Seguir tratamiento médico.
  • Aprender a enfrentar retos.
  • Reducir los riesgos para evitar amputaciones.
  • Tener, ante todo, una actitud positiva.

 

Vía: Notimex