Sí, sabemos que tomar café en exceso y llevar una mala higiene puede causar daños visibles en los dientes. Sin embargo, existen otros factores que cambian el color normal —blanco o blanco amarillento— de la dentadura.

A decir de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, el cambio de color puede afectar a todo el diente o aparecer como manchas en el esmalte dental. También, puede ser temporal o permanente, así como salir en muchos dientes o sólo en una área.

Entre los factores que pueden afectar el color de los dientes destacan los siguientes.

  1. Enfermedades que están presentes al momento de nacer.
  2. Fármacos y medicamentos tomados por la madre durante el embarazo.
  3. Comer o beber elementos que manchan los dientes de forma temporal.
  4. Fiebre alta durante la infancia, cuando los dientes se están formando.
  5. Demasiado fluoruro de fuentes ambientales o por ingestión de enjuagues, pasta dental o suplementos.

Conoce más: 3 consejos para reducir malestares causados por dientes sensibles

Los dientes están formados por un material duro, similar al hueso. Dentro de ellos, hay nervios y vasos sanguíneos. Debes considerar que los dientes son necesarios para muchas actividades, como ingerir alimentos, hablar, sonreír, entre otros.

El síntoma más común de un problema dental es el dolor. Si detectas alguna anomalía o presentas malestares frecuentes, visita a un especialista de la salud bucal.

No olvides mantener una buena higiene. La decoloración relacionada con la dieta y aquella que está sólo en la superficie puede eliminarse con tratamiento higiénico o sistemas de blanqueamiento dental.

 

Vía: Medline Plus