El té verde es uno de los tés más consumidos en el mundo. El extracto de té verde es su forma concentrada, por lo que una sola cápsula contiene la misma cantidad de ingredientes activos que una taza promedio de té verde.

Al igual que el té, el extracto de té verde es una gran fuente de antioxidantes, a los cuales se les ha atribuido una gran cantidad de beneficios para la salud, incluyendo mejorar la salud del corazón.

¿Cómo beneficia el extracto de té verde a la salud cardíaca?

El estrés activo aumenta la acumulación de grasa en la sangre, lo que promueve la inflamación en las arterias y conduce a la presión arterial alta.

Afortunadamente, los antioxidantes que se encuentran en el extracto de té verde pueden disminuir la inflamación y ayudar a reducir la presión arterial. Asimismo, pueden inhibir la absorción de grasa en las células, lo que ayuda a disminuir los niveles de grasa en la sangre.

Conoce más: Beber té verde y café, ¿reduce el riesgo de muerte prematura?

Un estudio que evaluó a 56 personas con obesidad y presión arterial alta tomaran 379 mg de extracto de té verde al día durante tres meses. De esta forma, mostraron una disminución significativa de la presión arterial, en comparación con el grupo que recibió un placebo.

Además, experimentaron reducciones significativas en los niveles de grasa en sangre, así como en los triglicéridos, el colesterol total y el colesterol LDL.

Otro estudio que examinó a 33 personas sanas encontró que tomar 250 mg de extracto de té verde al día durante ocho semanas redujo el colesterol total en un 3.9% y el colesterol LDL en un 4.5%.

Debido a que la presión arterial alta y los niveles altos de grasa en sangre son factores de riesgo de enfermedades cardíacas, regularlos puede promover la salud del corazón, y el extracto de té verde es una excelente forma de hacerlo. No obstante, debes consultar a tu médico antes de decidir consumirlo.

 

Vía: Healthline