¿Tratando de comer una dieta más saludable? No olvides que ciertos alimentos pueden ayudar a proteger tus huesos, afirma una experta en nutrición.

“La enfermedad ósea a menudo se puede prevenir al ingerir suficiente calcio y vitamina D en tu dieta”, dijo Kathryn Weatherford, nutrióloga registrada en el Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston, Estados Unidos.

“Al comer la combinación correcta de alimentos ricos en calcio y vitamina D, podemos estimular nuestro sistema inmunológico y proteger nuestros huesos”, subrayó. “Muchos alimentos ahora están fortificados con calcio y vitamina D, lo que hace que sea más fácil cumplir con nuestra ingesta diaria recomendada”.

Comienza día con un cereal fortificado con calcio que sea alto en fibra (más de 3 gramos) y bajo en azúcar. El cereal integral con una taza de leche agrega hasta 600 miligramos (mg) de calcio.

El pescado graso también es una excelente fuente de vitamina D. Una porción de 3 onzas (85 gramos) de salmón silvestre proporciona más del 100 por ciento del valor diario de vitamina D, según Weatherford.

Conoce más: 6 alimentos ricos en fibra cargados de nutrientes

Come una variedad de verduras de hojas verdes oscuras como espinaca, col rizada, acelga suiza y pak choi (col china), agregó.

Una porción de 8 onzas (230 gramos) de yogur proporciona 400 mg de calcio. Elige yogur sin grasa o yogur griego, que brinda proteínas adicionales.

Otra sugerencia son las alternativas a la leche. Ya sea leche de almendra, soya, anacardo o cáñamo, casi todas las alternativas a la leche están fortificadas con vitamina D y calcio. Por ejemplo, la leche de almendras proporciona hasta el 45 por ciento del valor diario de calcio y el 25 por ciento del valor diario de vitamina D, dijo Weatherford.

Tu cuerpo también produce vitamina D cuando se expone a la luz solar. Solo de 10 a 15 minutos de sol al día puede producir suficiente vitamina D.

Es importante controlar la cantidad de calcio y vitamina D que consumes cada día. Si sospechas que no estás obteniendo lo suficiente, habla con tu médico o nutriólogo, sugirió Weatherford.

“Es bueno saber si eres deficiente en vitamina D para que puedas tomar medidas para solucionar el problema y seguir formando huesos fuertes”, finalizó Weatherford.

 

VíaHealth Day News