Los temores que suelen existir en el contexto de un embarazo son enormes. Siendo quizá el más importante de todos la salud del bebé. En este aspecto, recientes hallazgos colocan a la vitamina B3 como un importante aliado de las futuras mamás.

Un alto consumo de vitamina B3 por parte de la madre durante el primer trimestre del embarazo puede evitar malformaciones en los recién nacidos y reducir el riesgo de sufrir un aborto espontáneo, según una reciente investigación australiana.

El estudio, que tuvo una duración de 12 años, encontró que un tercio de las mujeres embarazadas muestra bajos niveles de vitamina B3 durante el primer trimestre de gestación, el cual es crítico para el desarrollo de los órganos del bebé.

La conclusión a la que llegaron los investigadores es que las mujeres embarazadas necesitan aumentar sus niveles de vitamina B3.

Conoce más: 10 nutrientes necesarios durante el embarazo y la lactancia

Esta vitamina se encuentra en alimentos como el pavo, pollo, cacahuates, hongos, hígado, atún, chícharos, semillas de girasol y aguacates, entre otros, indicó Sally Dunwoodie, líder del estudio e investigadora del Victor Chang Cardiac Research Institute en Sidney, Australia.

Cabe resaltar que tanto la dieta como cualquier tipo de complemento vitamínico, o medicamento, que se ingiera durante el embarazo deben estar completamente regulados y aprobados por un médico.

De acuerdo con los expertos, se considera a este descubrimiento del mismo tipo de importancia del que ha llevado a la recomendación de agregar ácido fólico en la dieta de las embarazadas.

En todo el mundo, se calcula que cerca de 7.9 millones de bebés nacen con algún tipo de malformación, mientras que en Australia 1 de cada 4 mujeres embarazadas registra un aborto espontáneo, apuntó la investigación, publicada en la revista especializada New England Journal of Medicine.

 

Vía: Notimex