Si una de tus resoluciones para el 2019 es mejorar tu salud, reducir tu riesgo de cáncer debería ser parte de ese objetivo, así lo señala un experto en cáncer.

Si bien los factores de riesgo de cáncer, como los antecedentes familiares y el envejecimiento, no se pueden controlar, los cambios en el estilo de vida como comer bien, mantenerse activo y no fumar pueden reducir tu riesgo, asegura el doctor Elias Obeid, director de evaluación de riesgo para cáncer de mama, ovario y próstata en el Fox Chase Cancer Center en Filadelfia.

Las pruebas de detección de cáncer también son importantes porque puedes detectar la enfermedad en una etapa temprana y más tratable.

“Realizarte exámenes de detección de cáncer recomendados regularmente es tan importante como modificar tu estilo de vida para reducir tu riesgo”, subrayó Obeid. “Los exámenes de detección regulares pueden aumentar considerablemente tus posibilidades de detectar cánceres en etapa temprana, cuando es más probable que sean curables y antes de que comiences a tener síntomas”.

Las pruebas de detección están disponibles para cáncer de mama, colon, próstata, cérvix, pulmón y muchos otros tipos de cáncer. “Las personas deben hablar con su médico sobre sus factores de riesgo específicos, así como cuándo comenzar y con qué frecuencia deben realizarse exámenes de detección de cáncer”, aconsejó Obeid.

Conoce más: La importancia de bajar de peso en la prevención del cáncer de mama

En términos de estilo de vida, el World Cancer Research Fund estimó que aproximadamente el 20 por ciento de todos los cánceres están relacionados con el exceso de grasa corporal, la inactividad física, el exceso de alcohol y la mala nutrición.

“Observar cuánto comes puede ayudar a controlar tu peso y mantener tu índice de masa corporal (IMC) en niveles saludables”, destacó Obeid. “Si tienes sobrepeso, perder incluso una pequeña cantidad de peso tiene beneficios y sirve como un excelente punto de partida”.

El ejercicio regular también reduce el riesgo de cáncer, y la Sociedad Americana para el Cáncer indica que los adultos deben realizar al menos 150 minutos de actividad física de intensidad moderada o 75 minutos de actividad física de intensidad vigorosa cada semana.

Fumar es una de las principales causas de cáncer, pero “sin importar cuánto tiempo hayas fumado y sin importar tu edad, dejar de hacerlo puede reducir tu riesgo de cáncer y de otras enfermedades crónicas”, dijo Obeid. “El mejor consejo que puedo dar es dejar de fumar, y si nunca has fumado, no empieces”.

También es importante protegerse de los rayos ultravioleta del sol y nunca usar camas solares o lámparas solares.

 

Vía: Health Day News