La principal responsabilidad de los padres de familia es cuidar y velar por el bienestar y la salud integral de sus hijos. Sin embargo, hay ocasiones en las que deben recurrir a los servicios de una niñera.

Ya sea que se trate de un viaje de negocios, una emergencia familiar o un problema de salud, existen algunos escenarios en los que los padres no tienen otra alternativa que buscar a una niñera para que cuide de sus hijos.

Para evitar que esta decisión sea tomada apresuradamente y genere estrés, los expertos recomiendan planificar con tiempo las opciones que se tienen en caso de una emergencia.

Conoce más: 5 consejos para reducir la ansiedad de tu bebé al dejarlo

Encontrar una niñera de confianza que cuide a los hijos como lo harían los padres puede parecer imposible, sin embargo, es posible de realizar conociendo qué cualidades necesita cumplir.

Consejos

La Oficina para la Salud de la Mujer en el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos recomienda a los padres buscar una niñera que reúna todas o la mayoría de las siguientes características:

-Tiene conocimiento sobre primeros auxilios y RCP (reanimación cardiopulmonar).

-Está consciente que los bebés no deben ponerse en ningún tipo de cama para adultos.

-Sabe que debe poner al bebé de espalda para dormir.

-Conoce los signos de posible enfermedad en un niño, como cambios en el color de la piel, sudor, náuseas o vómitos y diarrea.

Otros aspectos que es importante recordar a una niñera antes de dejarla sola con los pequeños son:

-Mostrarle en qué lugar se encuentran los extintores y los elementos de primeros auxilios.

-Recordarle que debe mantener todos los globos y objetos de plástico alejados del bebé.

-Recordarle que los niños nunca se deben quedar solos en la bañera.

-Pedirle que siempre debe llevar con ella a los bebés cada vez que necesite abandonar una habitación, como para atender el teléfono o cuando tocan timbre, por ejemplo.

-Pedirle que debe mantener la puerta del baño cerrada y tanto el asiento como la tapa del inodoro abajo cuando no se use.

-Mostrarle cómo operar las puertas de seguridad para niños y hacia dónde van.

-Mostrarle dónde se encuentran las linternas.

-Asegurarse de guardar todos los objetos filosos, por ejemplo, tijeras, cuchillos y otros objetos que puedan ocasionar lesiones.

 

Vía: Oficina para la Salud de la Mujer (OWH)