Es común escuchar sobre problemas de humedad durante el otoño e invierno, estaciones frías y húmedas que incrementan la condensación del agua. Si bien la humedad está presente en todas las viviendas, en algunos casos se sobrepasan los límites determinados.

Más allá de los olores desagradables, las manchas de moho o el deterioro del inmueble, la humedad excesiva aumenta la presencia de ácaros y reacciones alérgicas, perjudicando la salud.

¿Cómo eliminar la humedad?

1. Ventilación. Es fundamental que el aire circule por los diferentes espacios de la casa. Ante señales de humedad, abre puertas y ventanas para que entre el viento e impida que la humedad siga extendiéndose. Si no tienes muchas ventanas, coloca ventiladores.

2. Deshumidificadores. Estos dispositivos se utilizan para reducir la humedad excesiva en las estancias. Elígelo en función de sus características y potencia.

3. Limpieza. Cuando la humedad comienza a causar estragos en alguna superficie, es preciso limpiarla con agua y jabón. Después de lavar el área problemática, ventila la zona para que se seque y no vuelva aparecer humedad.

4. Filtraciones de agua. Presta especial atención a la cocina y los cuartos de baño. Por lo general, las filtraciones de agua de las tuberías ocurren en estas estancias.

5. Macetas con plantas y tendederos. Tener muchas plantas dentro del hogar provoca un considerable aumento de la humedad. No olvides evitar el secado de ropa en el interior de la casa.

Conoce más: 8 consejos para combatir la contaminación del aire dentro de tu hogar

¿Cómo quitar el olor a humedad?

Una limpieza eficiente es clave para eliminar el olor que provoca la humedad. Puedes utilizar la siguiente mezcla casera.

  • 1 parte de ácido bórico.
  • 2 partes de vinagre.
  • 2 partes de agua oxigenada.
  • 4 partes de agua común.

Frota paredes, suelos, muebles y demás zonas con la mezcla —trata de no saturar con agua los espacios más afectados, podrías empeorar su estado—. Por último, deja que se ventile para que el flujo de aire fresco termine de eliminar el mal olor.

Si la ropa de tu armario huele a humedad, recurre al vinagre blanco. No es tóxico, no decolora y se puede emplear como un suavizante natural. Con dos tazas de vinagre en cada carga de la lavadora será suficiente. No temas, tanto el olor de la humedad como del vinagre desaparecerán.

Si no logras terminar con el problema, consulta a un experto y adopta las medidas adecuadas.

 

Vía: Repararhumedades.com